¿Y del socialismo qué?

El socialismo significa cosas muy distintas en los distintos lugares. De la lucha vigorosa por la defensa de los más pobres al feminismo extremo, y de lo económico a lo ecológico, los socialistas cubren un espectro alucinante.

Parece que hubiera una coincidencia en el interés por proteger los derechos de los rezagados u olvidados del sistema, sean estos los pobres, las minorías étnicas o las parejas homosexuales. En cada caso, la bandera es: “Hay alguien a quien no se está respetando en sus derechos.” La estrategia es unir a la gente, manifestar, hacer visible al excluido e ir escalando en el poder. Los argumentos consisten sobre todo en mostrar cómo el sistema excluye activamente a algunos.
Continúa leyendo ¿Y del socialismo qué?

Cómo interactuar en este diario o blog

Después del bombardeo de spam que recibimos hacia el final del año pasado, y que logró tumbar nuestra página algunos días, hubo que tomar algunas medidas un tanto drásticas, como impedir que los usuarios registrados incluyeran sus comentarios. Por supuesto, esto arruina una buena parte del sentido de lo que es un blog.

Hay una solución, sin embargo, y es autorizar uno por uno a los usuarios, de modo que se les pueden dar instrucciones especiales. Es un sistema tal que permite a estos usaurios ver lo que otros usuarios registrados escriben, pero no queda así abierto para el resto de los lectores. En un mundo perfecto estos controles no se deberían necesitar pero en este sí son necesarios.

Así pues, las personas que deseen publicar sus comentarios, o que deseen hacer búsquedas de texto, por favor escriban a: amigos arroba fraynelson punto com.

¿Organizar el amor?

Suena extraño, ¿verdad? Sin embargo, es una de las ideas que comandan la segunda parte de la reciente encíclica papal. Y es un concepto revolucionario a su modo, porque se suele pensar que la razón, para ser razón, debe desprenderse de todo afecto, y por la misma línea se piensa que el amor, para ser amor, debe ser algo así como una explosión incontrolada, un océano tempestuoso, o sea, pura pasión.
Continúa leyendo ¿Organizar el amor?