En español

Desde que salí de Colombia no había celebrado la Santa Misa en español. Mas las cosas se dieron para que ayer martes pudiera concelebrar en mi lengua materna. Anda por estas tierras, en tiempo sabático, un querido amigo jesuita, Jorge Serrano, hombre abierto y alegre, comprometido como el que más en la causa de los pobres.

Este hombre, se encontró por aquí con algún chileno y surgió la idea de una Misa en español. Y la idea se fue regando por algunos hispanohablantes, hasta concretarse en una celebración semanal, precisamente los martes por la noche, a las 7.

Bueno, hoy he estado ahí. Éramos pocos, como ha sido de hecho la norma en esa Misa. Todo muy vivencial, muy compartido. Muy intenso en medio de la cordialidad y la naturalidad. Bendito Dios. No sé qué salga de ahí, pero indudablemente, me gustó.

Dos sorpresas

Dos: una para mí y otra para todos.

Bueno, ayer nos dieron arroz. Fue una sorpresa. Y parece una gran tontería, pero ahora respeto a los que dicen que la patria también está en el paladar. Me parecía un cuadro bonito ver a los irlandeses comer arroz, aunque a algunos no les gusta mucho y a otros casi nada.

Por otro lado, aquí traigo un link para que tengan a mano la hora de Dublín en comparación con otras cinco ciudades del mundo:

http://www.timeanddate.com/worldclock/personalapplet.html?cities=78,41,137,215,179,235

Bendiciones!

Un paso más

Ayer tuve la primera misa con los frailes. ¿Qué se siente? Nerviosismo, desde luego, pero también una experiencia de gracia. “Nuestro Padre” San Francisco, como le llamamos también los dominicos, ayudó en gran manera. La Misa fue a las 10 am, y estos hermanos han tenido la bondad de regalarme diversas palabras de apoyo así como correcciones a mis errores.

Seguir leyendo “Un paso más”