El futuro va en paralelo (7)

7. ¿Y con qué se puede quedar la Iglesia?

El futuro “en paralelo,” es decir, construido desde la conjunción de procesos simultáneos que se retroalimentan, abarca muchas realidades sociales, culturales, académicas y lingüísticas. Afecta, por consiguiente, a los cristianos, que no son ajenos al mundo en que viven, y afecta también a la misión de la misma Iglesia.

Es sobre todo un asunto de énfasis. Un ejemplo que me gusta repetir es aquella historia sobre Pablo en Atenas. Una ciudad llena de ídolos. Es una imagen del mundo antiguo pero también de nuestro mundo cargado de tecnología y de nuevas idolatrías, a veces inconscientes. La gente puede adorar tanto el ídolo de la salud que ve con absoluta insensibilidad que se haga clonación de embriones humanos para sacar células de repuesto. El razonamiento es: “Si eso me cura de mi enfermedad, es bueno.”

Seguir leyendo “El futuro va en paralelo (7)”

El futuro va en paralelo (6)

6. Imaginando (¿y temiendo?) un mundo en paralelo

Cuando apenas despuntaba en el horizonte el poder de la información, allá en 1949, George Orwell publicó su conocida novela “1984.” El enemigo aparece ahí en la forma de un Estado intrusivo y burócrata. Pero el protagonista no es el Estado sino la información. Se supone que hay un alguien, que hay un punto en donde se condensa la información sobre los ciudadanos.

Seguir leyendo “El futuro va en paralelo (6)”

El futuro va en paralelo (5)

5. Los últimos 200 años

Hay una revolución que quedó pendiente del siglo XX. Nos hablaron durante décadas de la energía nuclear. Se suponía que con inversiones de infraestructura muy altas, pero muy durables, pronto la Humanidad tendría a su alcance cantidades ilimitadas de energía relativamente barata y accesible. El surgimiento de una mayor conciencia ecológica fue cambiando la marea y el desastre de Chernobyl vino a dar una especie de golpe de gracia a ese sueño. Hoy por hoy, a lo menos en Europa, los sentimientos hacia la energía nuclear son cualquier cosa menos favorables.

Seguir leyendo “El futuro va en paralelo (5)”

El futuro va en paralelo (4)

4. Blogs

Una de las señales más evidentes del avance del procesamiento en paralelo son los llamados “blogs,” una abreviatura de “weblogs,” que a su vez abrevia: “registros cronológicos puestos en Internet,” pues la “web” es la “telaraña,” la red de redes.

Estas reflexiones, para no ir más lejos, se han publicando en mi propio blog. Junto a este “post” (nombre usual para cada una de las entradas de un blog) millones de otros “posts” repueblan y renuevan la telaraña, cada día. No sería extraño que algunas decenas de esas entradas a diarios cibernéticos hablaran hoy mismo de lo que yo estoy hablando. Cabe suponer que el procesamiento paralelo de la información está recibiendo más de una mirada desde más de una perspectiva, es decir: está siendo él mismo procesado en paralelo.

Seguir leyendo “El futuro va en paralelo (4)”