Lobos y ovejas

Reflexión a partir de Juan 10: es un texto clave para afirmar que Jesucristo es pastor y nosotros las ovejas.

Palabras-Actores clave:

*Pastor
*Oveja
*Mercenario
*Lobo

Tipos de relaciones :

*Amor Verdadero: Del pastor a la oveja y de la oveja al pastor. El pastor ama cuidando.
*Amor Sucio: El lobo ama pero usando, y en el caso del mercenario, el amor propio es el que le hace daño.
*Amor Engañoso: Amor que en realidad no es amor, es un engaño. Del mercenario a la oveja y de la oveja al mercenario.
*Miedo: El mercenario le tiene miedo al pastor porque el primero es la copia y este último, el pastor, es el auténtico. Así mismo, la oveja le tiene miedo al lobo.

Descripción general de los actores:

*Lobo: Genera y produce miedo. De él sale veneno.
*Mercenario: Vive de la apariencia (ejemplo: Fariseos y escribas, parecen ser algo pero en realidad no lo son. Nosotros también mostramos ser algo, aparentamos algo que no somos en verdad). Se hace daño a sí mismo al engañar, produce un entorno de falso amor porque vive en la mentira (ejemplo: Las parejas que han vivido o que aún viven en la hipocresía). Tiene miedo a que se descubra la verdad.
*Oveja: Su vocación más hermosa es el amor, el riesgo está en que puede caer en el engaño de un falso amor. Ella es odiada por el lobo y por lo tanto le tiene miedo, hasta que esta va creciendo y ya puede ser lo contrario, que el lobo le tenga miedo a ella (A esto estamos llamados nosotros, crecer en la vida espiritual para así pasar de que le tengamos miedo al lobo a que el lobo nos tenga miedo a los cristianos).
*Pastor: Es temido por los hipócritas, los falsos y el enemigo. Jamás va a recibir amores falsos.

Acciones del lobo y la oveja:

*Lobo:
Se esconde
Nos estudia
Es paciente
Se acerca
Se asocia=Nos ataca en manada para hacernos sentir inferiores
Ataca
Mata=Porque es “el que es homicida desde el principio”
Huye

Los lobos buscan nuestro cuerpo, dinero, alma, tiempo, descanso, eternidad, nuestros amigos y proyectos. No se puede negociar con ellos, no se puede negociar con las tinieblas.

*Oveja:
Conoce la voz del pastor=Para esto hay que oír mucho para reconocerla. No hay que confundir el entender(ideas) con el conocer(mensaje); puedo entender las ideas, pero no he interiorizado el mensaje (ejemplo: si hay un incendio y yo estoy encerrado en el edificio, hay dos voces, la del bombero que quiere el bien para mí y la de los criminales que quieren que me quede encerrado. Debo conocer la voz del bombero para no dejarme guiar por las otras voces)
Sigue al pastor=Debemos saber que si seguimos a Jesús, seguiremos también su camino, por lo tanto nos va a pasar lo mismo que le pasó a Cristo. Tengo que amar todo de Cristo porque no puedo amar a Cristo como camino, si no amo el camino de Cristo.
Reconocer a los impostores
Confiar=La oveja es consciente que no lo sabe todo y que por lo tanto requiere del pastor.

Los lobos detestan el camino de la conversión porque ella:

Daña negocios (ejemplo: cuando se descubre el daño y las repercusiones de los anticonceptivos y el aborto, se dañan estos negocios)
Quita máscaras
Derriba ídolos
Expulsa tiranos
Agrieta egos

Play

¿Es de cristianos celebrar cosas mundanas como los días patrios o el nuevo año civil?

Somos creyentes y el centro de nuestra alegría y nuestra fe están en Jesucristo; en su Encarnación; en su Evangelio; en su dolorosa Pasión y gloriosa resurrección; en su pueblo santo, llamado a permanecer para siempre en su presencia, su gloria y su alabanza.

Y sin embargo, somos un pueblo que peregrina en esta tierra. Respiramos el mismo aire y necesitamos de la misma agua que todos los demás seres humanos. Por ello lo que recibimos, lo que compartimos y lo que damos a los demás no es solamente fe y religión. El acueducto que usamos, el idioma que hablamos, los campos de los que nos alimentamos, de hecho: la una gran parte de los bienes y los conocimientos que nos han permitido un modo de ser personas de nuestro tiempo, capaces de cultura, de pensamiento crítico y de trabajo junto a otros, no provienen directamente de la religión o la fe sino de un área amplia de realidades humanas que compartimos con los demás habitantes de este planeta.

Muchos de nuestros antecesores lucharon por valores y libertades que ahora nosotros damos por descontadas. Pensemos por ejemplo en la superación del analfabetismo o en la prohibición de la esclavitud. Estamos en deuda con quienes han hecho posibles esos bienes, en razón del valor que tienen para nosotros y en razón de las posibilidades que abren de desarrollo humano e incluso también de la transmisión del Evangelio.

La correcta celebración de las fiestas patrias o de los acontecimientos civiles en general va en esa dirección: sin caer en idolatrías, y sin hipotecar nuestra libertad de predicar el Evangelio, no seremos ingratos con el país y la cultura que han construido en nosotros tanto de lo que somos.

LA GRACIA del Miércoles 4 de Enero de 2017

El cristiano debe manifestar por fuera lo que es por dentro, viviendo según la palabra recibida; así como la Vida y la Palabra del Padre se manifestaron en la encarnación de Cristo.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Play

San Juan, nuestro maestro en el misterio de la Encarnación

Tres enseñanzas sobre el misterio de Cristo: (1) ¡Cuidado con la gnosis, que se disfraza de tantas cosas! Lo esencial de nuestra fe no es una idea, ni un manual para vivir esta vida, sino la noticia de un acontecimiento, el sacrificio de Cristo, que por amor opera nuestra redención. (2) El amor cristiano es siempre un mandamiento “nuevo” porque la luz que nos da el Señor nos permite abrirnos cada vez más al misterio que es cada vida humana; y el abismo del propio ser de cada uno; y la profundidad inescrutable de la Palabra que hemos recibido. (3) En la vida del cristiano no hay alternativa real a “amar” o “aborrecer”: el que no ama le está diciendo a Dios: “Sobra esta persona que hiciste.” Por eso sólo existe la posibilidad de amar, que nos abre a la vida de Dios y nos hace canales de esa misma vida.

Play