Liberarse del “yugo” de la verdad y luego ofrecer el cuello a la manipulación

Cuando una persona persona no tiene preocupaciones reales, serias, de impacto social genuino, tarde o temprano empieza a inventarse preocupaciones y a desarrollar obsesiones sobre cuestiones que, objetivamente hablando, son mucho menores e incluso triviales. Así por ejemplo, no es despreciable el número de señoras que, descargadas de toda preocupación que valga la pena, se […]