Un paso a la vez: cumple tus metas

Seguramente es asunto de marketing. Parece que algunas cosas para alcanzar popularidad necesitan inventan nombres de otras partes del mundo. Se sabe por ejemplo que los helados Häagen-Dasz tomaron ese nombre, de apariencia escandinava, para darle categoría a una creación perfectamente norteamericana de “ice cream.” Algo parecido sucedió con el llamado “sudoku.” Inventado por el norteamericano Howard Garns en 1979, ganó popularidad mundial a partir del nombre japonés que adquirió en 1984. Algo semejante sucede con la propuesta de hoy. Yo lo llamo “granularidad” ; ahora algunos lo llaman “Método Kaizen.” Fue el modo típico de instrucción y trabajo de los aprendices y obreros voluntarios en la Edad Media pero ahora se presenta como una novedad bajo nombre también japonés: Kaizen, que quiere decir “mejoramiento.” La idea en todo caso es que son más eficientes las mejores continuas, así sean mínimas (granulares), que los pretendidos saltos de innovación total, que suelen tener curvas de aprendizaje muy empinadas.

Haz click aquí!

¿Cuál es la clave de la felicidad?

“Las personas que vivieron más años, con salud, más felices no eran aquellas personas que tenían mejores niveles de alimentación, ni las que hacían más ejercicio, ni las que trabajaron más duro, ni las que tenían más fama o fortuna. Las personas que mostraron las vidas más plenas, saludables y felices son aquellas que dedicaron muchos años de su vida y mucho esfuerzo a construir relaciones profundas, de confianza a prueba de crisis, relaciones positivas, de amor, de respeto y de crecimiento personal…”

Haz click aquí!

Tu verdad más profunda

La historia cuenta sobre un huevo de Águila que cayó de su nido y fue a parar a un gallinero. Una gallina al ver al huevo abandonado se decidió a empollarlo y a los días nació un polluelo.

Este polluelo era bastante más grande que sus hermanos, mucho más grande y era objeto de burla de todos por eso. Sus patas eran demasiado grandes para escarbar la tierra y su pico demasiado grande para cazar insectos. Esto lo hacia muy desgraciado.

El se sentía el pollo más infeliz del mundo. Su vida era solitaria porque nadie se atrevía a ser amigo de aquel gigantón bueno para nada.

Un día un águila pasó por el lugar y le extrañó lo que vió así que decidió descender para comprobar que sus ojos no lo estaban engañando. Allí, muy cerca de él estaba un ejemplar de Águila adulta de un porte verdaderamente sin igual.

Con voz tímida le preguntó, ¿Y tú, que haces entre esas gallinas y esos pollos?

El águila-pollo, asombrado y temeroso de que semejante hermosura de Águila le dirigiera la palabra a él (el más feo de los pollos), le respondió: y donde más quieres que esté, soy un pollo y estoy donde ellos están.

El Águila, le dijo, ven conmigo a la laguna…y el águila-pollo lo siguió. Ahora asómate al espejo de agua…. El águila – pollo no podía creer lo que sus ojos veían. Abrió sus alas y se maravilló de lo robustas y hermosas que eran. Entonces llorando dijo: he sido un águila toda mi vida y no me había dado cuenta…

Se puede aprender a discutir mejor

“En medio de una acalorada discusión con tu pareja, puedes sentir que ésta es la definitiva, que la cosa se acaba. Pero en la mayoría de los casos solo se trata de algo estresante. Para todos los implicados. De hecho, si no tienes cuidado y no mides tus palabras, puedes convertir una situación peliaguda en una verdadera pesadilla, y lo que podía terminar con un “bueno, ya lo hablamos mañana” finaliza con tu cuerpo tirado en el sofá del salón…”

Haz click aquí!