Obra en construcción

Sabes que todos los cambios que hacemos en nuestra vida son producto de un proceso.

Actualmente con la tecnología “instantánea”, todo lo queremos ¡ ya! ¿Verdad? Cuando una página de Internet tarda en cargar, entonces nos desesperamos y pensamos que algo anda mal. Y así con todo. Antes esperaban días, y a veces hasta meses para poder leer una carta que tanto esperaban recibir. Ahora, con un simple clic estamos en otras ciudades, otros países.

Pero cuando hablamos de cambios personales, tenemos que tener en cuenta que no se encuentran al alcance de un clic , y que quizá tengas que ser más paciente contigo mismo.

Hablo por experiencia, ya que cuando busco hacer un cambio personal espero que sea rápido, y cuando no lo logro muchas veces me frustro.

Sea cual sea el cambio que quieres hacer hoy, te felicito. ¡TE FELICITO! El primer paso es poder reconocerlo, y buscar trabajarlo.

Lo segundo seria que pongas en practica ese cambio, un día a la vez.

Hay un versículo que habla de algo así:

“No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él.” ( Colosenses 3: 9-10)

A medida que conozcas más a tu creador y pases más tiempo con Él, seguro que se te irá pegando su manera de ser hermosa.

¡Tómate el tiempo que necesitas, y siempre sigue firme hacia tu meta! Tu vida sigue siendo una “obra en construcción”.

ESCUCHA, Una palabra de Dios para los desanimados

[Predicación en el grupo de oración de Somerville, NJ. Diciembre de 2014.]

* A veces nos desalienta ver que llegamos pocas personas a los grupos de oración o de formación cristiana. no debemos caer en esa tentación. El hecho de llegar con el corazón dispuesto ya es una victoria:

(1) Debemos vernos como embajadores de confianza que Dios tiene, en diversos lugares.
(2) Recordar que nuestra presencia es señal de su elección y predilección.
(3) Si es verdad que todo movimiento habla de un amor, hemos de celebrar que el amor que nos mueve es amor a Dios y a su reino.

* Meditaremos en Isaías 40,26-30, un texto que pertenece al llamado “Libro de la Consolación” de este profeta Isaías, en los capítulos 40 al 55.

* El “consuelo” a que se hace referencia aquí es la reconstrucción de la relación rota entre Dios y su pueblo. El castigo, es decir, el tiempo del destierro ha pasado, y el pueblo de Israel puede gozarse en la amistad recobrada con su Dios y Señor.

* El fundamento del consuelo de Dios está en que Él es el creador, y por consiguiente, en Él todo tiene un nuevo comienzo, no simplemente la repetición de lo que antes había.

* Además, Dios es inagotable en su fuerza y en su inteligencia, que no se obnubila. Cuando no vemos una puerta, Él ve y abre nuevos caminos.

* Hay dos tipos de cansancio: el más conocido es el cansancio que surge después de trabajar, de modo que se soluciona con un buen descanso y algo de buen alimento; el otro descanso aparece aun antes de entrar en la labor, y en realidad equivale a un desgano o desmotivación intensa, que surge de no ver el propósito de esforzarse. Este es el tipo de cansancio que acecha a los jóvenes, según Isaías 40. Y el Señor vence también y sobre todo este tipo de cansancio, mostrando con su luz y su generosidad el gran “para qué de la vida humana.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

No te dejes desanimar por lo que a veces sucede en la Iglesia

No pierdas amor e impulso para servir a la Iglesia, ni siquiera cuando ves con preocupación, como yo lo veo, que hay tantas brechas, ruinas y suciedad, no sólo que viene de fuera sino que existe y avanza también adentro.

Nuestra Iglesia ha conocido extremos de persecución, extremos de humillación, extremos de corrupción. Las oraciones generosas, el valor de los mártires y el testimonio de los santos han abierto siempre nuevos y más gloriosos capítulos.

Hemos superado tiempos en que los obispos arrianos eran mayoría.

Hemos superado tiempos en que los poderes reinantes se dedicaron a exterminar a todos los ministros ordenados–y en algunas regiones lo consiguieron.

Hemos superado tiempos en que hubo dos Papas, y hasta tres Papas.

Hemos superado errores doctrinales graves de Papas como Juan XXII, en el siglo XIV; el cual, sin embargo, después se enmendó, sin que por otra parte su enseñanza NUNCA tuviera las condiciones para ser considerada como ex cathedra y por consiguiente infalible.

Hemos superado oleadas de teólogos herejes, como pasó a fines del siglo XIX.

Hemos superado riadas de monjas fuera de la fe, como sucedió cuando la expansión de la doctrina de Arrio.

Hemos superado excomuniones mutuas entre obispos, patriarcas y Papas.

Hemos superado todo porque nos ha superado Cristo, que está por encima de todos, a quien sea la gloria por los siglos.

Amén.

Grandeza

  1. #Grandeza es esperar la claridad del día sin renegar de la oscuridad de la noche.
  2. #Grandeza es aprender a expresarse con amor, verdad y provecho ante los que el mundo desprecia, omite o silencia.
  3. #Grandeza es disculparse uno de lo de uno, aún sabiendo que otros no se disculparán de lo suyo.
  4. #Grandeza es practicar el bien sin testigos–¡y sin contar después que no había testigos!
  5. #Grandeza es orar por un desconocido y hacer el bien al que nunca te lo agradecerá.
  6. #Grandeza es callar el defecto del ausente sin dejar de mencionar la virtud del que está presente.
  7. #Grandeza es comprender que los tiempos malos son exactamente la ocasión de sembrar mejores tiempos.
  8. #Grandeza es saber recibir un elogio y un agradecimiento como un llamado al servicio y a la excelencia.
  9. #Grandeza es buscar qué hay de cierto en cada crítica que se recibe, sin importar de dónde venga, y luego actuar en consecuencia.
  10. #Grandeza es comprender que nos debemos a un pasado, que nos hizo posibles, y a un futuro, que hemos de hacer posible.
  11. #Grandeza es no achicarse ante los grandes ni engrandecerse ante los pequeños.
  12. #Grandeza es reconocer con genuino gozo que todo el ser es primero don de Aquel que es.

[Serie primero publicada en mi cuenta de Twitter.]

La familia, proyecto de Dios, 2 de 4, Esperanza para la familia

[Retiro parroquial en Christ the King, Des Moines, Iowa, EEUU. Septiembre de 2014.]

Tema 2 de 4: Esperanza para la familia

* Recomendaciones para la prevención de las enfermedades que atacan a la pareja y la familia:

(1) Vivir la castidad propia del ser pareja, con la fidelidad y dedicación que ello implica.
(2) No juegues a las adivinanzas aguardando a ver si tu pareja acierta en qué es lo que te hace sentir mal: mejora la comunicación.
(3) Al hablar sobre algo que no te gusta, ten presente que de modo ordinario la retroalimentación positiva y los detalles de cariño deben ir en proporción de cuatro o cinco a uno, con respecto a los comentarios negativos.

* Recomendaciones sobre el diagnóstico de las situaciones difíciles de pareja:

(1) Empieza por examinarte a ti mismo; recuerda lo de la viga en el propio ojo.
(2) Esfuérzate en recordar lo bueno y acertado de tu pareja especialmente en los momentos en que ha problemas.
(3) Buscar el bien común y no limitarse a “cómo me siento”

* Recomendaciones en cuanto al tratamiento o terapia:

(1) La palabra “perdóname” hay que pronunciarla y enseñarla en el recinto del hogar. Y hay que saber perdonar de corazón.
(2) Hay que poner con sinceridad todos los recursos para evitar toda reincidencia: propósito real y sincero de enmienda.
(3) Si hay perdón, y ha habido enmienda, no mencionar faltas pasadas.

 

Para descargar este archivo, haz click derecho aqui, y escoge: Guardar como... | Open Player in New Window

Aeróbicos espirituales

Ejercicios que harán tu corazón más amplio, luminoso y sobre todo: más fiel al querer del Señor.

  1. INCLINARME para servir al prójimo y luego LEVANTARME para alabar a Dios.
  2. Llevar todas mis preocupaciones a los pies de la Cruz del Señor, y ARROJARLAS ante Él, porque Él se interesa por mí.
  3. Permitirle a Dios que cambie mi LAMENTO en una DANZA.
  4. CORRER por el camino de los mandatos del Señor.
  5. POSTRARME ante el altar de Dios y adorarlo con todo mi ser.
  6. LEVANTAR LAS MANOS para dar gloria al que vive por los siglos de los siglos.
  7. ESFORZARME en avanzar por la senda empinada y entrar por la puerta estrecha.
  8. Y sobre todo, CARGAR cada día MI PROPIA CRUZ y seguir al Señor Jesús.

Serie primero publicada en mi cuenta de Twitter.

7 Lecciones de Arturo Calle para hacer Empresa

““Gastando Dinero, no se hace Dinero. Hay que cimentar, construir e invertir, ya después se podrá disfrutar”. Estas sabias palabras las dice uno de los empresarios Colombianos más prósperos y reconocidos, don ARTURO CALLE se ha convertido en todo un ícono de hacer empresa en el mundo, aquí les dejamos sus enseñanzas de su conferencia (también la compartimos) dada en la ciudad de Pereira en Colombia…”

Click!

¡Hay esperanza!

  1. Los últimos 150 años cuentan con mayor número de mártires que dieron su vida por el Evangelio, que los primeros 150.
  2. Año por año hay un aumento neto en el número de parroquias y comunidades religiosas que abren capillas de adoración perpetua.
  3. Corea del Sur es punta de lanza del crecimiento de la Iglesia Católica en Asia; el @PapaFrancisco la vista en Agosto de 2014.
  4. Quienes promueven ideas en contra del don de la vida son coherentes en el hecho de que se reproducen menos. :-)
  5. Muchas mujeres aman su femineidad, y le dan todo su valor, pero no sienten ninguna necesidad de ser feministas.
  6. Nunca en la historia de la Iglesia se han movilizado tantos laicos a defender su fe, liturgia, instituciones y principios.
  7. Nunca la Iglesia tuvo tantas propuestas de formación en Biblia, catequesis, pastoral de salud, dirigidos a los laicos.
  8. La Iglesia Católica es la institución, a nivel mundial, que dedica más tiempo, personas y esfuerzos a enfermos de SIDA.
  9. Toma buen tiempo para visitar las tumbas de tantos que anunciaron el colapso, la agonía o la muerte de la Iglesia Católica.
  10. Si amas la Iglesia, oras por Ella, conoces su hermosa doctrina, haces penitencia por sus pecados y le ayudas en su misión, hay esperanza.

Primero publicado en mi cuenta de Twitter.

Se vale amar el heroísmo

Me preguntas…, y te contesto: tu perfección está en vivir perfectamente en aquel lugar, oficio y grado en que Dios, por medio de la autoridad, te coloque.

Orad los unos por los otros. -¿Que aquél flaquea?… -¿Que el otro?… Seguid orando, sin perder la paz. -¿Que se van? ¿Que se pierden?… ¡El Señor os tiene contados desde la eternidad!

Tienes razón. -Desde la cumbre -me escribes- en todo lo que se divisa -y es un radio de muchos kilómetros-, no se percibe ni una llanura: tras de cada montaña, otra. Si en algún sitio parece suavizarse el paisaje, al levantarse la niebla, aparece una sierra que estaba oculta. Así es, así tiene que ser el horizonte de tu apostolado: es preciso atravesar el mundo. Pero no hay caminos hechos para vosotros… Los haréis, a través de las montañas, al golpe de vuestras pisadas.

Más pensamientos de San Josemaría.

Adversidades de la vida

Una hija hablaba con su padre y se quejaba de la vida, lamentándose de que las cosas no le salían bien.

No sabía qué hacer para seguir adelante. Se sentía sin fuerzas y a punto de rendirse.

Estaba cansada y harta de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado.

Cada vez que solucionaba un problema, aparecía otro. Ya no podía más.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí tomó tres ollas con agua y las puso sobre el fuego. Cuando el agua de las tres ollas empezó a hervir, puso en una zanahorias, en otra colocó huevos y en la última granos de café.

Las dejó hervir y se quedó mientras tanto en silencio. Simplemente se limitó a sonreír a su hija, mientras esperaba a que las tres ollas acabaran su proceso.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre.

Después de unos veinte minutos el padre apagó el fuego.

Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija le dijo: -Querida, ¿qué ves?

-Huevos, zanahorias y café, respondió.

Hizo que se acercara y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.

Luego le pidió que probara el café, ella después de tomar un sorbo, sorprendida e intrigada a la vez, preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre?

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: “agua hirviendo”

Pero que los tres habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua, fuerte, dura; pero después de pasar por el proceso había quedado blanda y fácil de deshacer.

Los huevos habían llegado al agua siendo frágiles, su delicada cáscara protegía su interior; pero después de estar en el agua hirviendo, se habían endurecido.

Los granos de café, después de estar en el agua hirviendo, habían teñido el agua.

-¿Cuál de los tres elementos eres tú?… Cuando la adversidad llama a tu puerta… ¿Cómo respondes?

Le preguntó a su hija.

-¿Eres como una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

-¿Eres como un huevo, que comienza con un corazón frágil, con un espíritu fluido, pero después de una pérdida de un ser querido, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible?

Por fuera todo sigue aparentemente igual, pero por dentro estás amargada y rígida; y tu espíritu y corazón se han endurecido.

-¿O eres un grano de café? Que es capaz de aprovechar la adversidad y lo que le causa dolor y justo cuando el agua llega al punto máximo de ebullición, es capaz de desprender su mejor sabor y aroma.

Dios quiera que seas como el grano de café, que cuando las cosas se ponen mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor mejoren.

Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y a todas las personas que te rodean.

“Que puedas siempre esparcir e irradiar con tu fuerza, optimismo y alegría el “dulce aroma del café”, para que nunca pierdas ese olor grato que solo tú y quien es capaz de atravesar por las más duras circunstancias sabe transmitir a los demás”.

¡Cambia el mundo!

En el lenguaje de los tuits:

  1. El día que entendamos que la razón principal de nuestra salud es apoyar y servir a los que no la tienen, #CambiaElMundo.
  2. #CambiaElMundo con lo que Dios enseñó a #StaCatalina: Él nos hizo distintos para que nos necesitáramos mutuamente, y así nos apoyáramos.
  3. Deja de ver qué tienen los demás para decidir que te hace falta; mira qué tienes tú que les falta a ellos, comparte y #CambiaElMundo.
  4. Si tienes una idea que es demasiado buena, ten la certeza de que no debe quedarse sólo para ti. #CambiaElMundo!
  5. Todo lo bueno que hay en ti tiene fecha de vencimiento; apresúrate, y #CambiaElMundo.
  6. Esta consigna #CambiaElMundo: ningún día sin gratitud, ningún día sin conversión, ningún día sin donación.
  7. Dios hizo las cosas de tal modo que es imposible que uno realmente mejore, si uno no mejora a la gente que tiene cerca. #CambiaElMundo
  8. Toda el agua del océano son gotas: muchas gotas; toda la virtud y todo el amor son detalles; muchos detalles. #CambiaElMundo
  9. ¡Vieras cómo brama el infierno cuando te dicen algo malo de alguien, y tú sencillamente NO lo repites! #CambiaElMundo
  10. Deberías alegrarte de que alguien pueda necesitar de verdad algo que tú tienes: ¡Vas a ver a Dios en acción! #CambiaElMundo
  11. Con nadie pasas tanto tiempo como contigo mismo; si escoges vivir en el rencor, escoges ser tu peor compañía. #CambiaElMundo
  12. #CambiaElMundo cuando sales de ti mismo: Si el samaritano hubiera estado oyendo su música o viendo sus videos no hubiera sabido del pobre.
  13. Ten presente que la gente no ve lo que la fe te permite ver a ti; ¡pero sí te ven a ti!; entonces #CambiaElMundo.
  14. ¿Cómo #CambiaElMundo? Con la humildad de Nazareth, la penitencia del desierto, la gracia del bautismo y la victoria de la Cruz.
  15. No hay alternativa: si no eres uno de los que #CambiaElMundo, eres uno de los que #ElMundoCambia a su antojo.
  16. No me extraña cuánto odio tienen a Dios sus enemigos; me extraña el poco amor que le tenemos los que nos decimos sus amigos #CambiaElMundo

Aprender a envejecer

Padre Nelson: Hace algunos meses empecé a leerlo y le doy gracias a Dios por el bien que puede hacer a mucha gente. Por eso, porque veo que puede llegar a muchas personas, un día se me ocurrió escribirle y contarle qué respuesta he encontrado yo a una pregunta que casi todo el mundo evita. Si yo me pongo a escribir y publicar por mi cuenta seguramente no habrá muchos que me lean; pero si logro su atención y usted publica lo mío, habré conseguido mi objetivo a través de usted. Bueno, espero que no se sienta demasiado “utilizado” con esto que le digo. Es solamente que así tanto usted como yo podemos colaborar en un bien mayor. Además, a usted le llegan muchas preguntas; esta vez no estará mal que le llegue una respuesta.

Mi pregunta es sencilla de enunciar: ¿Qué hay que tener en cuenta para aprender a envejecer?

Sigue leyendo

Sobre la felicidad, han dicho…

A menudo la felicidad se mete por aquella puerta que dejaste inadvertidamente abierta. (John Barrymore)

La felicidad no está hecha, como una gema que encuentras; crece poco a poco, como una planta que cultivas. (Anónima)

Hay quienes producen felicidad adonde van; otros producen felicidad cuando se van. (Oscar Wilde)

Si lo que piensas, dices y haces está en armonía, de seguro eres un hombre feliz. (Mahatma Gandhi)

No es lo que tienes sino cuánto sabes disfrutarlo, lo que determina si eres o no feliz. (Charles Spurgeon)