¡Supera tu propia Zona de Confort!

  1. Toda forma de avance, crecimiento o victoria implica salir de tu #ZonaDeConfort.
  2. La #ZonaDeConfort también la puedes llamar: zona de no aprender nada.
  3. Jesucristo nunca dejó a nadie en su #ZonaDeConfort.
  4. Lo mejor de ti tiene la mala costumbre de salirse cada día de tu #ZonaDeConfort; no lo recuperarás si te quedas en ella.
  5. El peligro de tu #ZonaDeConfort es que te hace creer que eres bueno simplemente porque no eres malo.
  6. Piensa en la gente que admiras; ahora pregúntate cuántos de ellos se quedaron vegetando en su #ZonaDeConfort.
  7. ¿Quieres aprender a identificar un amigo falso? Es el que te deja como te encontró: en tu #ZonaDeConfort.
  8. Una causa frecuente de desastre en las parejas es que tratan de definir su relación como la intersección de la #ZonaDeConfort de cada uno.
  9. Sólo hay un día apropiado para salir de la #ZonaDeConfort: HOY.
  10. Salir de la #ZonaDeConfort es empezar a encontrar lo que me sirve más allá de lo que me gusta.

Cristo dijo: Rema mar adentro

Jesucristo nos invita a ir más allá de las aguas tranquilas y bien conocidas de la orilla. Por eso le dice a Pedro: rema mar adentro.

No hemos recibido el bautismo para esconderlo, ni mucho menos para avergonzarnos de él sino para presentarlo en el último día, lleno de flores de virtud y frutos de evangelización.

Jesucristo nos enseña: “En esto recibe gloria mi Padre, en que vayáis y deis mucho fruto” (Juan 15). Así nos enseña que hay que ir, hay que moverse, hay que salir de la zona de confort; pero con un propósito: dar fruto.

Un cristiano cómodo es lo más parecido que yo conozco a un cristiano apóstata. Sofocar el fuego para que no se note es demasiado semejante a apagar el fuego para que no estorbe.

No más comodidad. Cristo va delante. No nos faltará el Espíritu Santo. La meta es el Cielo; el camino es la Cruz; el baluarte es la Iglesia; la espada es la Palabra.

¡Adelante!