Consejos Espirituales

Subir a la Cruz

Cristo CrucificadoLo que yo he aprendido es que hay solamente dos errores que no se deben cometer cuando se trata de la Divina Providencia: 1. Desconfiar. 2. Imponer un camino. Si en algún caso uno materialmente no puede ayudar lo que ha de hacer es subir a la cruz con Jesús y desde allí clamar a Papá Dios que abra otro camino para que la ayuda de algún modo llegue.

Sobre esto te quiero contar algo.

Jesús se dio cuenta que el amor del Padre se manifestaba de muchas formas. Ese amor se volvía sobre todo salud para los enfermos.

Los ojos de Jesús nunca perdieron el asombro ante el poder del amor del Padre y nunca dejaron de maravillarse ante el milagro de la fe, un milagro que Él no hacía sino que el Padre realizaba en los corazones de los que estaban cerca de Jesús.

Leer más »Subir a la Cruz

Ejercicios sobre el perdón, 10

PerdonarEl camino para el perdón: Les invito a iniciar esta reflexión sobre el camino del perdón, que nos lleva hasta el bienestar. Veremos cómo se crean los rencores, los odios, cómo se destruyen con el perdón y cómo podemos construir una vida de tranquilidad y confianza en los demás. Son muchos los testimonios de personas cuya vida ha cambiado dando un perdón completo. Ojalá también usted pueda aprender a perdonar para siempre.

Entregar demasiado espacio: Para caminar mejor tratemos de imaginar nuestra cabeza como una casa con una cantidad de habitaciones y lugares disponibles. Usted es el dueño y tiene total autonomía para arrendar su casa y los lugares que quiere arrendar. En cierto momento llegan inquilinos a buscar lugar en ella, son sus heridas y rencores.

Les puedes arrendar la habitación principal y construirles, además, una tina de agua caliente. Podemos ofrecerle una tarifa reducida sin término de vencimiento; o solamente arrendarles por un día. Puedes permitirle colocar sus pertenencias en todas las habitaciones de la casa o limitarlos a la pequeña habitación que queda detrás de la casa. En otras palabras: ¿cuánto tiempo gastamos pensando en nuestras aflicciones o decepciones? ¿Con qué intensidad?

Leer más »Ejercicios sobre el perdón, 10

Ejercicios sobre el perdón, 1

P. Jaime ForeroEl P. Jaime Forero, Terciario Capuchino, falleció no hace mucho después de dolorosa enfermedad, dejando tras de sí una estela de amables recuerdos por el don de su amistad, por sus servicios a su Comunidad Religiosa, y por su fecundo ministerio sacerdotal. Quiso él compilar una serie de reflexiones teórico-prácticas sobre esa área de la vida que a todos nos interesa porque todos necesitamos alguna vez en la vida: el perdón. Nos proponemos presentar aquí estos escritos suyos sobre la experiencia liberadora de perdonar, con la doble convicción de que serán de inmenso provecho para muchos de nuestros lectores y que el mismo P. Jaime acompañará con su bendición y su sonrisa el camino que todos hemos de recorrer para aprender del Corazón de Cristo cómo llevar vidas más sanas y libres, gracias al perdón. La importancia del tema nos mueve además a ceder nuestras ediciones de los días martes a esta causa, de modo que quienes coleccionan este boletín pueden iniciar desde hoy una serie que les va a servir en gran manera, lo mismo que a sus familias, grupos de oración y demás comunidades. ¡Bendiciones a todos!

INTRODUCCIÓN

El hombre fue creado para el amor y en vivirlo consiste su plenitud y su felicidad. Si no hubiese cometido el pecado no habría dejado de vivir el amor. Pero una vez le falló a Dios entró en su vida el desamor, el egoísmo y ya no sigue espontáneamente el camino del amor, sino el del egoísmo que trae una secuela de sentimientos negativos que le frustran en la vivencia del amor y le alejan del Señor y de los hermanos. La síntesis de esos sentimientos negativos se llama incapacidad para perdonar.

Leer más »Ejercicios sobre el perdón, 1

La Biblia en Tiempos de Prueba

Para la gloria de Dios, hemos culminado la publicación del curso completo de La Biblia en Tiempos Prueba: 14 sesiones. Está disponible en MP3 para escuchar desde nuestra página web o para bajarlo al computador. Los grupos parroquiales o de oración pueden descubrir también un modo de ayudarse en su formación “quemando” estas predicaciones en CDs (uno por cada charla). No es difícil hacer un esquema sencillo que siga estas… Leer más »La Biblia en Tiempos de Prueba

63. Orar con Sabiduría

Oración63.1. Si sucediera en el mundo un diluvio que todo lo anegara, pero no como aquel diluvio de que te habla la Escritura (Gén 6,13-22), que llenó de muerte, sino un diluvio de sensatez y de sabiduría, muchas cosas cambiarían en la raza humana. Una de ellas, tal vez la primera, sería la manera de orar.

63.2. ¿En qué estriba la sabiduría en la oración? Ciertamente no ha de faltar esta cualidad en el ejercicio más perfecto y completo del alma humana. La oración no ha de ser sólo confiada, humilde y perseverante: es preciso que sea también sabia. Escucha, por ejemplo, lo que te dice Dios por boca del profeta: «Procurad el bien de la ciudad a donde os he deportado y orad por ella a Yahveh, porque su bien será el vuestro» (Jer 29,7).

Leer más »63. Orar con Sabiduría

La Lectio Divina

[Escribe Dom Ambrosio Southey, ex Abad General de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia. Texto remitido por el P. Angel Villasmil, O.P.]

Hay una razón por la que quisiera hablar de la Lectio. Hoy día un número considerable de monjes y monjas están interesados en las técnicas orientales, como el yoga, el zen, la meditación trascendental. Estos métodos pueden ser útiles para conseguir cierta calma y tranquilidad interior, si se les usa como se debe. Pero, no puedo menos de pensar que si se entendiese y practicase mejor la lectio en la Orden, veríamos que no tenemos necesidad de ellos. En otras palabras, la Lectio divina, debidamente entendida, es una práctica monástica que nos ayuda, entre otras cosas para conseguir los mismos objetivos que estos métodos orientales.

Hay una serie de factores que hacen difícil al hombre de hoy, al menos en Occidente, el apreciar lo que es la Lectio. Consideremos detenidamente estos factores.

Leer más »La Lectio Divina

Dios prueba, ¿sí o no?

¡Pregunta difícil! ¿Dios prueba o no prueba? Parece haber respuestas contradictorias. La Carta de Santiago dice que Dios no prueba a nadie (St 1,13); por otro lado, la versión del Padrenuestro en san Mateo no dice simplemente: “No nos dejes caer en tentación” sino algo como: “No nos metas en tentación” (Mt 6,13). En el Deuteronomio Moisés dice al pueblo que Dios “te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien” (Dt 8,16).

Creo que la confusión surge de los distintos sentidos de la palabra “prueba.” Dios no “aprende” nada de nuestros sufrimientos ni de los tiempos malos que a veces pasamos. Dios nos nos “prueba” en sentido de averiguar algo que no supiera; más bien somos nosotros los que llegamos a conocer nuestras fortalezas o nuestras infidelidades cuando atravesamos tiempos difíciles.
Leer más »Dios prueba, ¿sí o no?

Por el Camino de la Cruz

Ama a Dios, en toda circunstancia. Asegúrate de amarlo sólo por ser quien es. Y por causa de tu Dios, aprende a amar a tus hermanos. A veces se necesita un poco de violencia para ensanchar el propio corazón, pero hay que hacerlo. Recuerda que, ya en esta vida, y después de esta vida, recibirás de Dios tanto amor cuanto quepa en tu corazón: mucho o poco, según la medida de tu misericordia.

Tu alimento será éste: recoger tu pensamiento alrededor de la cruz de Cristo. Tendrás hambre de este alimento cuando mires tus pecados, sin entrar en sus detalles, y cuando reconozcas con serenidad tu propia nada. Recuerda que el hambre, sin alimento, nos desespera, y que el alimento, sin hambre, nos cansa y fastidia. Sólo la caridad te impulse a hablar, y que ningún simulacro de la verdadera caridad disculpe tu lengua ante tu conciencia. Si no es para reconocer tus faltas, para engrandecer al Señor o para edificar al prójimo, mejor guarda silencio y responde sólo a lo que te pregunten. Recuerda que los mayores tesoros se pierden con unas pocas palabras.

Leer más »Por el Camino de la Cruz

Camino Breve de Vida Espiritual

1. Invocación continúa y confianza profunda en el Espíritu Santo. 2. Amor y deseo consecuente de las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad. 3. Lectura y meditación de la Sagrada Escritura. 4. Vida sacramental: memoria del bautismo y la confirmación, humilde confesión, comunión y adoración eucarísticas, práctica oportuna de los demás sacramentos. 5. Oración comunitaria y personal: alabanza, agradecimiento, súplica, contrición, ofrenda de sí; devociones particulares. 6. Lectura hagiográfica y… Leer más »Camino Breve de Vida Espiritual

Preguntas y Respuestas – 30

Padre, si alguno de los servidores de un grupo, por estar orando por los hermanos e imponiendo manos, se contamina y los mensajes que aparentemente da del Señor, no vienen de El, ¿cómo debería actuar el director del grupo? ¿Alejarlo como servidor?, ¿Dejarlo solo?, ¿Impedirle que vuelva al grupo? ¿O más bien acogerlo y ayudarlo espiritualmente? Padre que Dios lo bendiga y gracias por ayudarme a discernir para bien de la comunidad.

Leer más »Preguntas y Respuestas – 30

Salir de Nuestros Complejos Católicos…

En América Latina la predicación de la mayor parte de los evangelicos y otros cristianos no católicos, se ha concentrado en recoger historias verdaderas o falsas pero en todo caso turbias que ayuden a los ex-católicos a no volver a la Iglesia, y ayuden a los protestantes latinos a llenarse de argumentos en sus procesos proselitistas. Es un asunto comprensible. Pero hay también otras realidades ante las cuales ya no… Leer más »Salir de Nuestros Complejos Católicos…

Salir de Nuestros Complejos Católicos…

En América Latina la predicación de la mayor parte de los evangelicos y otros cristianos no católicos, se ha concentrado en recoger historias verdaderas o falsas pero en todo caso turbias que ayuden a los ex-católicos a no volver a la Iglesia, y ayuden a los protestantes latinos a llenarse de argumentos en sus procesos proselitistas. Es un asunto comprensible. Pero hay también otras realidades ante las cuales ya no… Leer más »Salir de Nuestros Complejos Católicos…

Católicos Auténticos

Lectura de San Mateo 5,16: Hagan pues que brille su luz ante los hombres; que vean estas buenas obras, y por ello den gloria al Padre de ustedes que esta en los Cielos. Clases de Católicos: Carretilla: todos los que llegan a la iglesia por que otros los traen rogándoles. Agujas: todos los que van a la iglesia a criticar y se fijan en todo para buscar siempre los defectos… Leer más »Católicos Auténticos