“El yihadista no pudo degollarme…”

“Me ataron las manos a la espalda. Después me dijo: “Padre, estamos grabando esto para Al Yazira. ¿Quiere decir algunas palabras? Por favor, no más de un minuto”. Yo dije: “No, solo quiero rezar”. Me dejaron un minuto para rezar. Después me empujó desde el hombro hacia abajo hasta que me arrodillé, y dijo: “Tú eres clérigo, y está prohibido que tu sangre caiga al suelo porque sería un sacrilegio”. Así que fue a coger un cubo, y volvió con él para degollarme…”

Haz clic aquí!

Este sencillo testimonio me llenó de alegría

Querido Padre, gracias a su evangelización me ha dado la inquietud de servir en la Iglesia aquí en Karlsruhe-Alemania. Mi servicio es llevar el Santo Rosario todos los Sábados en la tarde antes de la misa. Por supuesto que me temblaban las piernas de los nervios y además tengo que leer todo el rosario porque no me lo sé de memoria en alemán. Dé mi testimonio que desde que estoy haciendo este servicio he sentido un gozo que no tenía antes, estoy muy contenta a pesar de los días tan grises típicos en Europa. Para las personas que sufren de depresión yo les aconsejaría hacer un servicio en la Iglesia, hay muchos.

Dios lo bendiga,

Alba

Testimonio de fe y de perdón de la familia de la víctima del «asesino de Facebook»

Steve Stephens ha sido durante estos días uno de los hombres más buscados en Estados Unidos después de que matase a sangre fría a Robert Godwin, un anciano de 74 años, al que eligió al azar y cuyo asesinato grabó en vídeo y subió a Facebook. Con miles de agentes persiguiéndole, el asesino finalmente se suicidó este martes.

El autor de este terrible crimen responsabilizaba a su novia de todo los asesinatos que pudiera cometer por el daño que le había hecho e incluso quiso que este anciano repitiese el nombre de la chica antes de dispararle.

Testimonio de fe de la familia de la víctima

En medio de la conmoción ante lo vivido estos días en Estados Unidos en un suceso que ha tenido repercusión mundial ha llamado poderosamente la atención el impresionante testimonio de fe de la familia de Godwin, que en una entrevista en directo habló abiertamente de Dios y del perdón.

Robert Godwin fue asesinado precisamente el día de Pascua tras celebrar esta fiesta con sus hijos con una comida. Tenía 74 años, nueve hijos vivos, 14 nietos y varios bisnietos y murió cuando volvía a casa andando por las calles de Cleveland mientras recogía latas del suelo, algo que solía hacer a menudo.

Sus últimas palabras

Las últimas palabras que dijo a su familia al salir de su casa fueron: “Disfrutad de la Pascua”.

En directo en la CNN, los hijos de Robert dieron un ejemplo a todo el país sobre cómo el odio no debe apoderarse de uno ante una situación tan dramática como esta. Su hija Tonya afirmaba que su padre les enseñó siempre a través del ejemplo de su vida a perdonar y no tener en cuenta el mal.

El perdón al asesino de su padre

“La cosa más importante que nos dejó mi padre fue lo que nos enseñó acerca de Dios. Cómo temer a Dios. Como amar a Dios. Y cómo perdonar”, dijo una compungida hija.

De este modo, un día después del asesinato y uno antes de que se suicidada, la familia afirmó ante millones de espectadores sobrecogidos por este crimen que “cada uno de nosotros perdona al asesino”.

“Dios lo ama”

Durante la entrevista con Anderson Cooper, el entrevistador les preguntó si querían decir algo al asesino, en ese momento todavía fugado y así contestó su hijo Debbie: “Creo en Dios y le pido que me conceda la gracia de incluso abrazar a este hombre”.

El asesino se acabó suicidando pero la familia de la víctima pidió que se entregara y que se dejara ayudar

“Es así como está mi corazón, esto es lo correcto. Y por lo tanto, yo sólo querría que él sepa que incluso estando en la peor situación, él es amado, que Dios lo ama, incluso a pesar de las cosas malas que le ha hecho a mi padre, a pesar de que va a tener que pasar por muchas cosas para mejorar, vale la pena confiar en Él. Mientras haya vida, también hay esperanza para él”, afirmó.

“No tengo ningún odio en mi corazón”

Pese al dolor que rodea a la familia, los hijos de Robert Godwin aseguraron sentir pena por el asesino. “Puedo decir sinceramente que en este momento no tengo ningún odio en mi corazón hacia este hombre. Sé que es una persona enferma”, dijo Debbie ante las cámaras.

Constató que puede perdonar así únicamente por su fe en Dios. “No podría hacer esto si no conociera a Dios y si no fuera mi Dios y salvador yo no podría perdonar a este hombre”, concluyó.