Camino – Surco – Forja

Conciencia de ser hijos

Si Dios te da la carga, Dios te dará la fuerza. Descansa en la filiación divina. Dios es un Padre -¡tu Padre!- lleno de ternura, de infinito amor. -Llámale Padre muchas veces, y dile -a solas- que le quieres, ¡que le quieres muchísimo!: que sientes el orgullo y la fuerza de ser hijo suyo. La alegría es consecuencia necesaria de la filiación divina, de sabernos queridos con predilección por nuestro… Leer más »Conciencia de ser hijos

Dos elogios sobre la gracia

Hoy, en tu oración, te confirmaste en el propósito de hacerte santo. Te entiendo cuando añades, concretando: sé que lo lograré: no porque esté seguro de mí, Jesús, sino porque… estoy seguro de Ti. Tú, solo, sin contar con la gracia, no podrás nada de provecho, porque habrás cortado el camino de las relaciones con Dios. -Con la gracia, en cambio, lo puedes todo. Más pensamientos de San Josemaría.

Lucha y victoria en la pureza

Para custodiar la santa pureza, la limpieza de vida, has de amar y de practicar la mortificación diaria. Ponte cada día delante del Señor y, como aquel hombre necesitado del Evangelio, dile despacio, con todo el afán de tu corazón: »Domine, ut videam!» -¡Señor, que vea!; que vea lo que Tú esperas de mí y luche para serte fiel. Dios mío, ¡qué fácil es perseverar, sabiendo que Tú eres el… Leer más »Lucha y victoria en la pureza

Palabras de sabiduría sobre el combate espiritual

Parece que hay calma. Pero el enemigo de Dios no duerme… -¡También el Corazón de Jesús vela! Esa es mi esperanza. ¡Gracias Señor, porque -al permitir la tentación- nos das también la hermosura y la fortaleza de tu gracia, para que seamos vencedores! ¡Gracias, Señor, por las tentaciones, que permites para que seamos humildes! No se puede llevar una vida limpia sin la ayuda divina. Dios quiere nuestra humildad, quiere… Leer más »Palabras de sabiduría sobre el combate espiritual

Dos palabras para ponerte en movimiento

Reza seguro con el Salmista: “¡Señor, Tú eres mi refugio y mi fortaleza, confío en Ti!” Te garantizo que El te preservará de las insidias del “demonio meridiano” -en las tentaciones y… ¡en las caídas!-, cuando la edad y las virtudes tendrían que ser maduras, cuando deberías saber de memoria que sólo El es la Fortaleza. ¿Tú piensas que en la vida se agradece un servicio prestado de mala gana?… Leer más »Dos palabras para ponerte en movimiento

Actos sencillos de amor a Jesús

Siempre que entro en el oratorio, le digo al Señor -he vuelto a ser niño- que le quiero más que nadie. Si aquellos hombres, por un trozo de pan -aun cuando el milagro de la multiplicación sea muy grande-, se entusiasman y te aclaman, ¿qué deberemos hacer nosotros por los muchos dones que nos has concedido, y especialmente porque te nos entregas sin reserva en la Eucaristía? Asoma muchas veces… Leer más »Actos sencillos de amor a Jesús

Sobre el Corazón de Cristo y su amor por nosotros

Mi Señor Jesús tiene un Corazón más sensible que todos los corazones de todos los hombres buenos juntos. Si un hombre bueno (medianamente bueno) sabe que una determinada persona le quiere, sin esperar satisfacción o premio alguno (ama por amar); y conoce también que esta persona sólo desea que él no se oponga a ser amado, aunque sea de lejos…, no tardará en corresponder a un amor tan desinteresado. -Si… Leer más »Sobre el Corazón de Cristo y su amor por nosotros

Sin oración, nada

El sistema, el método, el procedimiento, la única manera de que tengamos vida -abundante y fecunda en frutos sobrenaturales- es seguir el consejo del Espíritu Santo, que nos llega a través de los Hechos de los Apóstoles: «omnes erant perseverantes unanimiter in oratione» -todos perseveraban unánimemente en la oración. -Sin oración, ¡nada! Más pensamientos de San Josemaría.

Todo tiempo es tiempo de gracia

Cualquier momento es propicio para hacer un propósito eficaz, para decir creo, para decir espero, para decir amo. Aprende a alabar al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Aprende a tener una especial devoción a la Santísima Trinidad: creo en Dios Padre, creo en Dios Hijo, creo en Dios Espíritu Santo; espero en Dios Padre, espero en Dios Hijo, espero en Dios Espíritu Santo; amo a Dios Padre,… Leer más »Todo tiempo es tiempo de gracia

Dos resoluciones para hoy

Te pide Jesús oración… Lo ves claro. -Sin embargo, ¡qué falta de correspondencia! Te cuesta mucho todo: eres como el niño que tiene pereza de aprender a andar. Pero en tu caso, no es sólo pereza. Es también miedo, falta de generosidad. Repite con frecuencia: Jesús, si alguna vez se insinúa en mi alma la duda entre lo que Tú me pides o seguir otras ambiciones nobles, te digo desde… Leer más »Dos resoluciones para hoy

La sobrenaturalidad de cada día

Ojalá sepas cumplir ese propósito que te has fijado: “morir un poco a mí mismo, cada día”. La alegría, el optimismo sobrenatural y humano, son compatibles con el cansancio físico, con el dolor, con las lágrimas -porque tenemos corazón-, con las dificultades en nuestra vida interior o en la tarea apostólica. El, «perfectus Deus, perfectus Homo» -perfecto Dios y perfecto Hombre-, que tenía toda la felicidad del Cielo, quiso experimentar… Leer más »La sobrenaturalidad de cada día

¿Y si llega el cansancio?

Quiero prevenirte ante una dificultad que quizá puede presentarse: la tentación del cansancio, del desaliento. -¿No está fresco aún el recuerdo de una vida -la tuya- sin rumbo, sin meta, sin salero, que la luz de Dios y tu entrega han encauzado y llenado de alegría? -No cambies tontamente esto por aquello. Si notas que no puedes, por el motivo que sea, dile, abandonándote en El: ¡Señor, confío en Ti,… Leer más »¿Y si llega el cansancio?

Un santo nos enseña qué es la caridad en la vida cotidiana

Practica una caridad alegre, dulce y recia, humana y sobrenatural; caridad afectuosa, que sepa acoger a todos con una sincera sonrisa habitual; que sepa comprender las ideas y los sentimientos de los demás. -Así, suavemente y fuertemente, sin ceder en la conducta personal ni en la doctrina, la caridad de Cristo -bien vivida- te dará el espíritu de conquista: tendrás cada día más hambre de trabajo por las almas. Más… Leer más »Un santo nos enseña qué es la caridad en la vida cotidiana

Combatir y avanzar en el camino de la fe

Cuando en tu lucha diaria, compuesta ordinariamente de muchos pocos, hay deseos y realidades de agradar a Dios de continuo, te lo aseguro: ¡nada se pierde! Piensa, porque es así: ¡qué bueno es el Señor, que me ha buscado, que me ha hecho conocer este camino santo para ser eficaz, para amar a las criaturas todas y darles la paz y la alegría! -Este pensamiento ha de concretarse luego en… Leer más »Combatir y avanzar en el camino de la fe

También en tu corazón

Jesús nació en una gruta de Belén, dice la Escritura, “porque no hubo lugar para ellos en el mesón”. -No me aparto de la verdad teológica, si te digo que Jesús está buscando todavía posada en tu corazón. Más pensamientos de San Josemaría.

Estás rodeado de poderosos intercesores

Aquella mañana -para superar la sombra de pesimismo que te asaltaba- también insististe, como haces a diario…, pero te “metiste” más con tu Angel. Le echaste piropos y le dijiste que te enseñara a amar a Jesús, siquiera, siquiera, como le ama él… Y quedaste [de nuevo en paz]. A tu Madre María, a San José, a tu Ángel Custodio… ruégales que hablen al Señor, diciéndole lo que, por tu… Leer más »Estás rodeado de poderosos intercesores