Camino – Surco – Forja

Un santo nos enseña qué es la caridad en la vida cotidiana

Practica una caridad alegre, dulce y recia, humana y sobrenatural; caridad afectuosa, que sepa acoger a todos con una sincera sonrisa habitual; que sepa comprender las ideas y los sentimientos de los demás. -Así, suavemente y fuertemente, sin ceder en la conducta personal ni en la doctrina, la caridad de Cristo -bien vivida- te dará el espíritu de conquista: tendrás cada día más hambre de trabajo por las almas. Más… Leer más »Un santo nos enseña qué es la caridad en la vida cotidiana

Combatir y avanzar en el camino de la fe

Cuando en tu lucha diaria, compuesta ordinariamente de muchos pocos, hay deseos y realidades de agradar a Dios de continuo, te lo aseguro: ¡nada se pierde! Piensa, porque es así: ¡qué bueno es el Señor, que me ha buscado, que me ha hecho conocer este camino santo para ser eficaz, para amar a las criaturas todas y darles la paz y la alegría! -Este pensamiento ha de concretarse luego en… Leer más »Combatir y avanzar en el camino de la fe

También en tu corazón

Jesús nació en una gruta de Belén, dice la Escritura, “porque no hubo lugar para ellos en el mesón”. -No me aparto de la verdad teológica, si te digo que Jesús está buscando todavía posada en tu corazón. Más pensamientos de San Josemaría.

Estás rodeado de poderosos intercesores

Aquella mañana -para superar la sombra de pesimismo que te asaltaba- también insististe, como haces a diario…, pero te “metiste” más con tu Angel. Le echaste piropos y le dijiste que te enseñara a amar a Jesús, siquiera, siquiera, como le ama él… Y quedaste [de nuevo en paz]. A tu Madre María, a San José, a tu Ángel Custodio… ruégales que hablen al Señor, diciéndole lo que, por tu… Leer más »Estás rodeado de poderosos intercesores

Asombro eucarístico

Agiganta tu fe en la Sagrada Eucaristía. -¡Pásmate ante esa realidad inefable!: tenemos a Dios con nosotros, podemos recibirle cada día y, si queremos, hablamos íntimamente con El, como se habla con el amigo, como se habla con el hermano, como se habla con el padre, como se habla con el Amor. Más pensamientos de San Josemaría.

¡Hijos de Dios!

Al traerte a la Iglesia, el Señor ha puesto en tu alma un sello indeleble, por medio del Bautismo: eres hijo de Dios. -No lo olvides. Dale muchas gracias a Jesús, porque por El, con El y en El, tú te puedes llamar hijo de Dios. Si nos sentimos hijos predilectos de nuestro Padre de los Cielos, ¡que eso somos!, ¿cómo no vamos a estar alegres siempre? -Piénsalo. Más pensamientos… Leer más »¡Hijos de Dios!

¿Un secreto? Orar

Dios está contigo. En tu alma en gracia habita la Trinidad Beatísima. -Por eso, tú, a pesar de tus miserias, puedes y debes estar en continua conversación con el Señor. Has de orar siempre, siempre. -Has de sentir la necesidad de acudir a Dios, después de cada éxito y de cada fracaso, en la vida interior. Que tu oración sea siempre un sincero y real acto de adoración a Dios.… Leer más »¿Un secreto? Orar

Valientes en la hora difícil

Esas medidas, que toman algunos gobiernos para asegurarse de la muerte de la fe en sus países, me recuerdan los sellos del Sanedrín en el Sepulcro de Jesús. -El, que no estaba sujeto a nada ni a nadie, a pesar de esas trabas, ¡resucitó! La solución es amar. San Juan Apóstol escribe unas palabras que a mí me hieren mucho: «qui autem timet, non est perfectus in caritate». Yo lo… Leer más »Valientes en la hora difícil

Contra-corriente

No esperes por tu labor el aplauso de las gentes. -¡Te digo más!: no esperes siquiera, a veces, que te comprendan otras personas e instituciones, que también trabajan por Cristo. -Busca sólo la gloria de Dios y, amando a todos, no te preocupe que otros no te entiendan. Si hay montes, obstáculos, incomprensiones, trapisondas, que satanás quiere y el Señor permite, has de tener fe, fe con obras, fe con… Leer más »Contra-corriente

¿Te sientes fatigado?

A nadie niega Jesús su palabra, y es una palabra que sana, que consuela, que ilumina. -Para que tú y yo lo recordemos siempre, también cuando nos encontremos fatigados por el peso del trabajo o de la contradicción. Más pensamientos de San Josemaría.

Dos frases valientes para tiempos duros

Dame, Jesús, Cruz sin cirineos. Digo mal: tu gracia, tu ayuda me hará falta, como para todo; sé Tú mi Cirineo. Contigo, mi Dios, no hay prueba que me espante… -Pero, ¿y si la Cruz fuera el tedio, la tristeza? -Yo te digo, Señor, que, Contigo, estaría alegremente triste. No perdiéndote a Ti, para mí no habrá pena que sea pena. Más pensamientos de San Josemaría.

Si te sientes atascado y estancado

Me decías: “me veo, no sólo incapaz de ir adelante en el camino, sino incapaz de salvarme -¡pobre alma mía!-, sin un milagro de la gracia. Estoy frío y -peor- como indiferente: igual que si fuera un espectador de «mi caso», a quien nada importara lo que contempla. ¿Serán estériles estos días? Y, sin embargo, mi Madre es mi Madre, y Jesús es -¿me atrevo?- ¡mi Jesús! Y hay almas… Leer más »Si te sientes atascado y estancado

Para luchar contra el pesimismo

Cuando te parezca que el Señor te abandona, no te entristezcas: ¡búscale con más empeño! El, el Amor, no te deja solo. -Persuádete de que “te deja solo” por Amor, para que veas con claridad en tu vida lo que es suyo y lo que es tuyo. Más pensamientos de San Josemaría.

Poder de la intercesión de la Virgen

¿No te conmueve oír una palabra de cariño para tu madre? -Pues al Señor le ocurre igual. No podemos separar a Jesús de su Madre. No estás solo. -Ni tú ni yo podemos encontrarnos solos. Y menos, si vamos a Jesús por María, pues es una Madre que nunca nos abandonará. Más pensamientos de San Josemaría.

Ante las dificultades

En momentos de agotamiento, de hastío, acude confiadamente al Señor, diciéndole, como aquel amigo nuestro: “Jesús: Tú verás lo que haces…: antes de comenzar la lucha, ya estoy cansado”. -El te dará su fuerza. Si no hay dificultades, las tareas no tienen gracia humana…, ni sobrenatural. -Si, al clavar un clavo en la pared, no encuentras oposición, ¿qué podrás colgar ahí? Parece mentira que un hombre como tú -que te… Leer más »Ante las dificultades

Confianza plena

Cuando ames de verdad la Voluntad de Dios, no dejarás de ver, aun en los momentos de mayor trepidación, que nuestro Padre del Cielo está siempre cerca, muy cerca, a tu lado, con su Amor eterno, con su cariño infinito. Si el panorama de tu vida interior, de tu alma, está oscuro, déjate conducir de la mano, como hace el ciego. -El Señor, con el tiempo, premia esta humillación de… Leer más »Confianza plena