Hermosa Reina del Cielo

Puestos en la presencia

del Dios Altísimo,

queremos anunciar tus grandezas,

Hermosa Reina del Cielo,

queremos contarte nuestro amor

y ofrecerte nuestros corazones.

Delante de Aquel

que en ti hizo maravillas,

queremos llamarte Bienaventurada,

queremos felicitarte

y alegrarnos contigo.

¿Qué palabras, María, serán suficientes

para proclamar que Dios tomó por Madre

a una creatura?

Tu misterio, Virgen Santa,

nos excede, nos colma y sobrepasa,

nos empuja a mirar al infinito amor

del Señor de la misericordia.

Seguir leyendo “Hermosa Reina del Cielo”