Cuidado con el silencio cómplice – Una Homilía para el día de los Santos Inocentes

La crueldad de Herodes tiene origen en que su mentira y su impostura iban a quedar al descubierto; pero atención que “todo Jerusalén” se sobresaltó con él, porque el silencio cómplice de muchos, que no se consideran “malos” es la abundante fortaleza de los pocos que sí consideramos “perversos.”

Play

Reconocer al pecado para vencerlo

“Soy un pecador”

  • Negación
  • Ira
  • Negociación
  • Depresión
  • Aceptación

“¿Y ahora qué hago?”

  • Huida
  • Cinismo
  • Desesperación
  • Ruta de la fe

“Soy un redimido”

  • Escucho el mensaje
  • Me reconozco en el mensaje
  • Acepto la propuesta: arrepentimiento / conversión
  • Vuelvo a empezar / Vuelvo a aprender
  • Me reconozco en mis hermanos
  • Asumo nuevas rutinas
  • Construyo nuevas relaciones y acepto nuevos compromisos
Play

Responsabilidad personal y sanación intergeneracional

Hermano: esta frase [del profeta Ezequiel], “el que peca es el que morirá” (Ezequiel 18,20), haciendo referencia a padres e hijos, ¿cómo se entiende a la luz de lo que se conoce como “sanación intergeneracional”? — S.M.

* * *

La sanación intergeneracional se refiere a la experiencia que los hijos tienen de las CONSECUENCIAS de los padres. En teología, eso se llama, la transmisión de la PENA.

La “muerte” a la que alude Ezequiel es claramente la muerte eterna. En teología, eso se llama el castigo de la CULPA.

Es que en el pecado hay esas dos dimensiones: “culpa” es el torcimiento de la voluntad, y el castigo lo sufre aquel que es culpable solamente (como enseña Ezequiel); la otra dimensión es la “pena,” que incluye consecuencias de todo orden que pueden ser transmisibles a otras personas, y en particular, a los descendientes, y en esa área quiere trabajar la sanación intergeneracional.

LA GRACIA del Jueves 8 de Septiembre de 2016

FIESTA DE LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

¡Dejemos esa actitud resignada y derrotista frente al pecado!, toda la vida de la Virgen María es victoria de Dios sobre él y nos demuestra que el pecado no es requisito para ser plenamente humanos.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Play