Primera impresión de Milltown

En primer lugar, llegué tarde a la entrevista (unos 20 min.), porque al asunto de los horarios de los buses toca cogerle cancha, y hasta donde he visto sólo hay UNA ruta que llega hasta allá. Como conclusión… ¡tomé mi primer taxi! Y espero que el último. La carrera, que duró menos de 25 min. costó 11 Euros, así que, por favor, debo organizarme!

Seguir leyendo “Primera impresión de Milltown”

Preparándose para Milltown

Ya casi logro cuadrarme con el nuevo horario. No he sufrido demasiado por la ropa, y en ese sentido quiero que estemos tranquilos. Lo que hice fue comprar un saco y una chaqueta, que tampoco he utilizado mucho, porque el frío no se siente en esta época. El clima está como el de Bogotá cuando no llueve mucho. Ya veremos el invierno, aunque ciertamente cada habitación tiene instalada una calefacción.

Seguir leyendo “Preparándose para Milltown”

¿La IRA por las FARC?

No traje mucha ropa de Colombia, porque no me cabía, y porque presentía que tanto las costumbres como las necesidades iban a ser muy diferentes por aquí. Por lo pronto he comprado un pantalón de pijama y una camiseta de manga larga (en EEUU) y una chaqueta y un saco aquí. Oficialmente no ha terminado el “verano”, pero el clima se siente semejante al de Bogotá. Trato de irme haciendo a la idea de cómo será el invierno…

Proyectos hay muchos. Este convento es muy lindo, de un estilo muy clásico, con una iglesia que parece una catedral. Los frailes son mayores, de modo que por esta época soy el más chiquito de todos. Me hablan con cariño y me ven casi indefenso. Uno de ellos me vio trabajando en el computador, ya era de noche, y me pidió que lo acompañara, porque quería mostrarme dónde había unas cobijas por si sentía frío.

Por otro lado, desconocen casi todo de Colombia. Aquí se menciona nuestro país sobre todo por el incidente de los tres irlandeses vinculados al IRA que se cree que tienen vínculos con las FARC. La sensibilidad por estas tierras es que Colombia no debería pretender juzgar a esos irlandeses. Creo que necesitaré prudencia porque he visto que en muchos temas tienen una sensibilidad muy alta. Dios me ayude para no ir a “embarrarla”. Por ahora, creo que he obrado bien.

Todavía no conozco la Institución donde haré el doctorado. Hoy es día de adaptaciones tecnológicas, porque, como sabemos la electricidad aquí es de otro voltaje y otros ciclos. Espero tener resuelto eso hacia mediodía, y después, por la tarde, ir organizando el siguiente video de Kejaritomene.

“Wireless”, pero sin hábito

Los frailes han sido muy queridos. En contra de lo que antes me había dicho, el prior no me dejó abandonado a los taxis, sino que fue a recogerme al aeropuerto. Fue mi primera experiencia de “solo inglés” ya en Irlanda. Parece que me voy a defender bien. Incluso me felicitó, aunque yo sé que me falta mucho, especialmente en la fluidez al querer expresarme.

Me parece que las costumbres de la Provincia de Irlanda están marcadas por una serie de problemas vergonzosos que la Iglesia ha tenido en este país. Cosas como las de los EEUU con niños. Eso hace que hayan decidido no hacerse muy visibles en la calle, porque dicen que eso despierta mucha animosidad y rabia en mucha gente y a la larga resulta contraproducente. En pocas palabras, nadie usa hábito en la calle, y el prior me pidió expresamente que sguiera esa política de la comunidad. Obviamente, así lo haré.

El servicio de Internet es bueno. Como predijo Saulo, es del mismo nivel que el de Santo Domingo en Bogotá, aunque no con cableado sino “wireless”. Así que estoy muy elegante aunque tengo que conseguir algunos adaptadores para usar mi portátil.