Una reflexión ante la muerte de Alfie Evans

La obstinación en asesinar a #AlfieEvans está a la vista: no aceptaron otra opinión médica, no oyeron a otros científicos, no permitieron traslado a otro hospital.

Es lo único que puede suceder cuando el ESTADO se cree dueño de tus hijos.

Aprendan entonces todos a decir: #ConMisHijosNoTeMetas

Tengan presente todos, también por dónde empieza ese adueñarse de tus hijos. Es cuando el Estado dice: “Yo los educaré con los criterios que a mí me parezca y si no lo permites, TE LOS QUITO.” Es también cuando el Estado dice: “Yo le daré cualquier capricho a tu hijo, incuyendo que se cabie de sexo a los 7 años de edad, y si te opones, TE LOS QUITO.” Y cuando el Estado dice: “Yo asesinaré a los bebés de tu hija, porque ya la convencí de que abortara, y tú no puedes hacer nada, y si tratas de hacer algo, TE LOS QUITO.”

El secuestro no es solo de #AlfieEvans. El secuestro de tus hijos ya empezó. No sé si te habías dado cuenta.

Un grito de indignación

Uno llora de rabia y de impotencia. Están asesinando a un niño “legalmente.”

Gracias a Dios hay muchas fotos de Alfie. En ese sentido, a esta hora, queda alguna posibilidad de que se le rescate. No sucede lo mismo con los que son asesinados antes de nacer y no merecieron ser visibles… ni siquiera en una ecografía.

El rostro de Alfie, el dolor de sus padres hace arder mi corazón con una pregunta:

¿Los jóvenes británicos estan en las plazas protestando por el asesinato en vivo y en directo de Alfie Evans?

¿Los “anti-gun” de EEUU o las Femen están marchando para evitar ese crimen? Bueno, ya sabes cuánto hay que creerles cuando hagan sus protestas.

¡Son títeres! ¡Títeres egoístas que parecen querer solamente que el supermercado esté bien surtido y la señal de Internet no se caiga! ¡Todos son títeres!

Jesús, misericordia. Jesús, danos conversión. Jesús, apiádate de Alfie, y del mundo entero.