Frases románticas de todos los tiempos… y su aplicación a la Divina Eucaristía

Las frases más románticas que yo haya conocido son estas:

1. Quisiera vivir a orillas de tus ojos. Original de una poetisa colombiana. Y sí, a orillas de los ojos de “El Más Hermoso de los Hombres” (Salmo 45) vive aquel que pasa largos ratos junto al Sagrario, sabiéndose conocido, bendecido y amado.

2. Yo no me cansaría de estar contigo; sólo podría cansarme de NO verte. Así le hablaba una chica enamorada al muchacho de sus afectos. ¡Qué hermosa el alma que siente hastío de todo si no tiene a su Cristo! ¡Qué bello el corazón que no halla reposo sino en el Rey de nuestras almas!

Seguir leyendo “Frases románticas de todos los tiempos… y su aplicación a la Divina Eucaristía”

Los Santos del Futuro

Imagino así a nuestros católicos santos del futuro:

Abiertos al asombro, no al capricho;

fieles en la Roca, aunque no inmóviles;

felices, no superficiales;

firmes, no intransigentes.

Abiertos, y a la vez, muy lúcidos;

lúcidos, y a la vez, muy obedientes;

humildes, pero no acomplejados;

capaces de amar, de esperar y de creer.

Prontos al silencio que deja hablar a Dios,

nunca en silencio cuando se ofende su gloria;

dóciles a la Palabra, cercanos a quien la proclama,

con voz que Cristo quiso autorizada.

Capaces de perdonar y de pedir perdón,

capaces de ternura, poesía y clamor;

capaces de alabanza y de dulce canción;

capaces, por gracia, del Cielo y de Dios.

Con un centro: Jesús que da vida;

y un punto de encuentro: la Santa Eucaristía;

y una referencia: la Virgen María,

que impregna de Pascua la noche y el día.

Dios Providente

Dios Providente,

bendito seas por tus misericordias,

porque quisiste hablarnos

y hallaste modo de hacerlo;

porque viéndonos caídos

quisiste levantarnos:

por ello tu Palabra Omnipotente,

hecha carne de nuestra carne,

aunque exenta de toda mancha de pecado,

habló un lenguaje apropiado

a la grandeza de tu misterio

y a la bajeza de nuestra condición.

Seguir leyendo “Dios Providente”