Descubrimientos

Eres joven… y un día te das cuenta que por la estadística, ya has vivido bastante más de la mitad de la vida.

Uno quisiera poder decirle a los jóvenes y que ellos lo escucharan que la vida es breve, que es irrepetible, que cuando te mueres se acabaron las posibilidades, pero ellos insisten en “vivir a millón” gastándose en causas que un día descubrirán que no solo no eran necesarias, sino que te hicieron perder tiempo para lograr lo verdaderamente importante (ser útil a los demás, dejar este mundo mejor de lo que lo encontramos).

Quisiera uno que el ser humano no gastara cuatro décadas, y a veces más, para encontrar el sentido protector del sexto mandamiento, por ejemplo; por qué cuestan años, décadas, descubrir que tres cosas sencillas, Rosario, Visita al Santísimo y Eucaristía cambian el destino de cualquier persona?

Pero no solo han pasado los años por pasar; uno va descubriendo que ningún ser humano cambia a otro, que sólo Dios puede y de eso se trata la cuaresma: de descubrir que nuestras fuerzas son insuficientes para lidiar con nuestras debilidades.

Cultivar la gratitud – sobre todo en la pareja y la familia

El que da, no debe volver a acordarse; pero el que recibe nunca debe olvidar.

La gratitud es la memoria del corazón.

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene.

A veces en la vida encuentras a alguien que cambia tu vida simplemente siendo parte de ti.

Aprendo cada día que estar contigo es la fortaleza de mi vida, por todo lo que me das, por todo lo que me otorgas, por tu amor incondicional, muchas pero muchas gracias.

Cercanas maravillas

Un campesino cansado de la rutina del campo y de tanto trabajo duro, decidió vender su finca. Como sabía que su vecino era un destacado poeta, le pidió el favor que le hiciera el aviso de venta. El poeta accedió gustosamente.

El aviso decía: “Vendo un pedacito de cielo, adornado con bellas flores y verdes árboles, hermosos prados y un cristalino río, con el agua más pura que jamás hayan visto.”

El poeta tuvo que marcharse por un tiempo, pero a su regreso decidió visitar a sus nuevos vecinos, pensando que aquél hombre del aviso se había mudado.

Su sorpresa fue mayor al ver al campesino trabajando en sus faenas.
El poeta pregunto: ¡Amigo! ¿No se iba de la finca?

El campesino con una sonrisa le respondió:

-No mi querido vecino, después de leer el aviso que usted me hizo, comprendí que tenía el lugar más maravilloso de la tierra y que no existe otro mejor.

Enseñanza:

No esperes a que venga un poeta para hacerte un aviso que diga lo maravillosa que es tu vida, tu hogar, tu familia y lo que posees. Dale gracias a Dios porque tienes vida, salud y esperanza.

Un texto de extraordinaria actualidad

En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir en su reino y que juzgará a los vivos y a los muertos, te doy este solemne encargo: Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar. Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos. Tú, por el contrario, sé prudente en todas las circunstancias, soporta los sufrimientos, dedícate a la evangelización; cumple con los deberes de tu ministerio. (2 Timoteo 4,1-5)