Si se nos va…

La enfermedad del Papa Juan Pablo II, ha causado un desmesurado interés, a pesar de las declaraciones oficiales del Vaticano, que quisieran sosegar los ánimos. No sólo por la edad y fragilidad del paciente, que a estas horas está hospitalizado en el Gemelli de Roma, sino porque los antecedentes de la enfermedad de Parkinson que él padece hacen humanamente muy difícil pensar en la recuperación, pues esta enfermedad afecta particularmente los músculos de la respiración.

Seguir leyendo “Si se nos va…”

Errores de Camino

La noticia eclesial de la semana fue, sin lugar a duda, aquello que publicaron con evidente gozo los medios españoles: “La Conferencia Episcopal aprueba el uso del preservativo.”

El énfasis desproporcionado con que la nota dio la vuelta la mundo muestra bien cuánto interés hay en que la Iglesia mude sus posiciones. Se supone que esta es una era postcristiana pero, aun así, cualquier cambio en la Iglesia parece importar mucho más de lo que debería atraer atención una “agonizante.” Mayormente la noticia iba acompañada de comentarios del orden esperado: “¡Ya era hora!”, “¡Mejor tarde que nunca!”, “No es mucho, ¡pero ya es un paso!”

Seguir leyendo “Errores de Camino”

Elogio de la penumbra

La luz recibe elogios y la noche tiene sus poetas; falta quien cante a la penumbra.

Canto más que justo, porque penumbra es la mayor parte de nuestra vida en esta tierra. ¿De cuántas cosas estamos absolutamente ciertos? ¿De cuántas aguas dijimos, en cambio, que no íbamos a beber? Entre la certeza completa y la duda completa, la mayor parte de la vida es penumbra. Deseablemente, un viaje hacia la claridad, pero precisamente, en cuanto viaje, no es llegada ni puerto, sino camino y… penumbra.

Seguir leyendo “Elogio de la penumbra”