La Pasión

A estas alturas, no sé si voy a ver la película La Pasión, de Mel Gibson. Eso no quita el tono general positivo de mi sentimiento hacia una obra de este género que, por donde se mire, puede reportar inmensos bienes espirituales a muchas personas. Varios sitios católicos de gran influencia en Internet han prestado el servicio gratuito de propaganda a esta película que viene precedida de una expectativa muy fuerte y muy alta. Yo estoy convencido de eso, y sin embargo, a fecha de hoy, no creo que vaya a verla.

Seguir leyendo “La Pasión”

El kerigma en televisión

Temprano en la mañana, un buen descanso, y algo de televisión. Ha sido un ejercicio maravilloso para seguir avanzando en el idioma inglés. También un modo de acercarse a las bondades y límites de esta cultura.

Por ejemplo, hoy quiero destacar que los Estados Unidos son indudablemente el país de los tele-evangelistas. No menos de cuatro programas diarios en la televisión pública, y un número aún mayor por las ondas de la radio presentan sin cesar el mensaje del Evangelio con variaciones relativamente pequeñas, por lo menos en la superficie.

La síntesis es como sigue.

Seguir leyendo “El kerigma en televisión”

Gregory

Gregory se llama el organista de la iglesia parroquial en St. Saviour’s. Tendrá algo más de 40 años. Laico. Sencillo e introvertido. Con pinta de genio. Vive su oficio como una vocación. Se emociona tocando ese aparato, que además suena muy bien. Irradia un estilo como de pureza, que es una dicha verlo tocando para Dios. Da lo mejor de sí en cada final y trata de ponerse de acuerdo con los frailes y cantores en todo.

Seguir leyendo “Gregory”