De la bigamia de un principe a la bendicion de uniones contra natura

En resumidas cuentas, lo que vemos hoy en el luteranismo no es nuevo. Fuera de la Iglesia, cualquier barbaridad puede ser aprobada. No negaré que el pecado puede estar presente entre los católicos de la misma manera a como pueda estarlo entre protestantes. No negaré que a lo largo de la historia, pasada y reciente, la pastoral católica ante el pecado ha adolecido de falta de firmeza. Pero la doctrina católica sobre el pecado no depende de príncipes, reyes y opiniones sociales variables. Está arraigada en la Escritura, en la Tradición y en el Magisterio de la Iglesia. Los protestantes tan solo cuentan con una Escritura mutilada, que además interpretan como creen oportuno, lo que les ha llevado a contradicciones en doctrinas tan importantes como el bautismo, la Eucaristía, la predestinación, el efecto de la gracia en relación al libre albedrío, etc

Publicado via email a partir de Palabras de camino

Carta a un Gay Catolico

gay catolico
“Quiero, en primer lugar, manifestarte mi profundo respeto y comprensión a tu persona y hacia tu condición de homosexual; pero pidiéndote también a tí, idéntico respeto y consideración hacia la Verdad, que ambos, como cristianos y católicos, debemos profesar…” Click!

Te acuerdas del escandalo en la catedral de Bogota el domingo de ramos?

El pasado domingo 17 de abril de 2011, que fue domingo de ramos, un grupo de activistas, que se presentaron como homosexuales y católicos, se acercaron a recibir la sagrada comunión del arzobispo de Bogotá, primado de Colombia, Mons. Rubén Salazar. Fotógrafos que estaban ahí para captar la escena tomaron las imágenes que dieron la vuelta al mundo: el arzobispo dando la comunión a homosexuales, o por lo menos, simpatizantes del colectivo homosexual.

Seguir leyendo “Te acuerdas del escandalo en la catedral de Bogota el domingo de ramos?”

Conversion al abandonar el estilo homosexual

homosexual convertido
Guillermo Márquez, coordinador de Courage Latino en Querétaro (México), fundó y perteneció a un grupo “con características similares a las que tiene el grupo del P. (Robert) Coogan” -Comunidad San Elredo, en Saltillo-, sin embargo y con el paso del tiempo decidió abandonarlo, pues “me di cuenta que no podía estar bien con Dios y la Iglesia si mantenía un estilo de vida homosexual”. Click!