¿Cuánta filosofía se necesita para ser un buen cristiano?

Padre, le agradezco su labor incansable en tantos lugares sobre todo porque veo que trata muchos temas y así nos ayuda en la formación. Pero debo decirle que a veces es complicado seguir sus razones, por ejemplo cuando se sube mucho en la filosofía. Y de ahpi viene mi pregunta: ¿Es que se necesita mucha filosofía para ser de verdad cristiano? ¿No se supon que Cristo vino para revelar el Evangelio a los pequeños y sencillos? Me perdona si mi comentario se siente antipático. — G.HL.

* * *

Tu pregunta no es antipática y en cambio sí puede ayudar a aclarar algunas cosas importantes.

Ante todo: es distinto el conocimiento por experiencia del conocimiento por razones. Ambos son importantes pero solo el conocimiento por experiencia puede llevarnos a abrir nuestro corazón y nuestro ser a la salvación. Esto es lo propio de la fe, que así es camino para todos, y en particular para los más sencillos.

Pero el conocimiento por razones es útil también a la Iglesia en su conjunto, sin que tenga que darse en todos los cristianos, ni en el mismo grado.

El conocimiento por razones quiere varios objetivos que son útiles a la Iglesia: (1) Ayuda a formular adecuadamente lo que creemos, de modo que no caigamos en ignorancia, error o engaño. (2) Ayuda a estructurar los contenidos de la fe, de modo que puedan transmitirse mejor tanto a los pastores como al conjunto de los fieles cristianos. (3) Ayuda a responder a las objeciones contra la fe básicamente derribando sus presupuestos o mostrando sus incoherencias. En cada una de estas funciones es necesario tener un conocimiento por razones, no en razón de la salvación sino de proteger y difundir mejor lo que creemos.

En resumen: el conocimiento por razones requerirá una preparación intelectual y filosófica mayor pero no porque sea indispensable ese conocimiento para salvarse sino porque, bien entendido, presta un servicio en la Iglesia.

Consejos para no terminar quemado por el estrés

“Te voy a confesar algo: durante la última semana, más o menos, me he sentido un poco cansado. Con poca energía, poca motivación y con la sensación de que algo no encaja. No es nada serio, sino una de esas etapas por las que todos hemos pasado en que las cosas parecen abrumadoras…”

Haz clic aquí!