El aborto destruye en primer lugar a la mujer

aborto destruye mujer
“La historia de cómo cambié de opinión sobre el aborto es muy larga, complicada con elementos filosóficos, religiosos, morales, psicológicos y políticos. Basta decir que mi incondicional apoyo al aborto se basaba en mi condición de feminista. Por consiguiente, lo central en mi oposición al aborto fue darme cuenta de dos cosas: el aborto daña el bienestar de la mujer y es antitético al genuino feminismo, aquél que reconoce y celebra la singularidad de las mujeres como mujeres….” Click!

El papel de la familia en la defensa de la vida

«Dentro del “pueblo de la vida y para la vida”, es decisiva la responsabilidad de la familia: es una responsabilidad que brota de su propia naturaleza –la de ser comunidad de vida y de amor, fundada sobre el matrimonio– y de su misión de “custodiar, revelar y comunicar el amor” (Exhort. Ap. Familiaris consortio (22 noviembre 1981), 17: AAS 74 (1982), 100). Se trata del amor mismo de Dios, cuyos colaboradores y como intérpretes en la transmisión de la vida y en su educación según el designio del Padre son los padres. Es, pues, el amor que se hace gratuidad, acogida, entrega: en la familia cada uno es reconocido, respetado y honrado por ser persona y, si hay alguno más necesitado, la atención hacia él es más intensa y viva.» (Evangelium vitae 92a)

Seguir leyendo “El papel de la familia en la defensa de la vida”

No estaba en “ESTADO VEGETATIVO”!

23 años en coma
“El belga Rom Houbens, de 46 años y que tras sufrir un accidente de tráfico en 1983, fue diagnosticado en estado vegetativo, se encontraba en realidad completamente consciente. El caso fue dado a conocer ayer por la revista «Der Spiegel». Houbens era consciente de lo que ocurría a su alrededor durante estos 23 años, aunque no podía expresarlo con gestos o palabras: «Yo gritaba pero nadie me escuchaba». En la clínica donde permanece aún, los doctores reconocen que fue la perseverancia de la madre de Houben la que le hizo dar con el experto neurólogo belga Steven Laureys, quien observó su actividad cerebral y logró enseñar a la madre un método para comunicarse con su hijo…” Click!