autoridad

Algunos criterios básicos de buen gobierno

Los hombres mediocres, mediocres en cabeza y en espíritu cristiano, cuando se alzan en autoridad, se rodean de necios: su vanidad les persuade, falsamente, de que así nunca perderán el dominio. Los discretos, en cambio, se rodean de doctos -que añadan al saber la limpieza de vida-, y los transforman en hombres de gobierno. No es prudente elevar a hombres inéditos hasta una labor importante de dirección, para ver qué… Leer más »Algunos criterios básicos de buen gobierno

Pinceladas de buen gobierno

Hay que enseñar a la gente a trabajar -sin exagerar la preparación: “hacer” es también formarse-, y a aceptar de antemano las imperfecciones inevitables. No te fíes nunca sólo en la organización. El buen pastor no necesita atemorizar a sus ovejas: semejante comportamiento es propio de los malos gobernantes. Por eso, a nadie le extraña que acaben odiados y solos. El buen gobierno no ignora la flexibilidad necesaria, sin caer… Leer más »Pinceladas de buen gobierno

Dos extremos a evitar en el gobierno

El afán de novedad puede llevar al desgobierno. -Hacen falta nuevos reglamentos, dices… -¿Tú crees que el cuerpo humano mejoraría con otro sistema nervioso o arterial? ¡Qué empeño el de algunos en masificar!: convierten la unidad en uniformidad amorfa, ahogando la libertad. Parece que ignoran la impresionante unidad del cuerpo humano, con tan divina diferenciación de miembros, que -cada uno con su propia función- contribuyen a la salud general. -Dios… Leer más »Dos extremos a evitar en el gobierno

Consejos para un buen gobierno

Para ti, que ocupas ese puesto de gobierno. Medita: los instrumentos más fuertes y eficaces, si se les trata mal, se mellan, se desgastan y se inutilizan. Las decisiones de gobierno, tomadas a la ligera por una sola persona, nacen siempre, o casi siempre, influidas por una visión unilateral de los problemas. -Por muy grandes que sean tu preparación y tu talento, debes oír a quienes comparten contigo esa tarea… Leer más »Consejos para un buen gobierno

Aprender a gobernar

Autoridad. -No consiste en que el de arriba “grite” al inferior, y éste al de más abajo. Con ese criterio -caricatura de la autoridad-, aparte de la evidente falta de caridad y de corrección humana, sólo se consigue que quien hace cabeza se vaya alejando de los gobernados, porque no les sirve: ¡todo lo más, los usa! No seas tú de ésos que, teniendo desgobernada su propia casa, intentan entrometerse… Leer más »Aprender a gobernar

La desistencia de la autoridad en la Iglesia

“La inoperancia de la autoridad en la Iglesia desde hace al menos medio siglo es, creo yo, evidente para cualquier persona medianamente razonable, quizá con la excepción de una buena parte de los propios clérigos, que parecen extrañamente ciegos a ella (o, peor aún, en algunos casos están encantados con la situación). Esta dejación de la jerarquía en sus funciones de gobierno es lo que Romano Amerio llamó la desistencia… Leer más »La desistencia de la autoridad en la Iglesia

La familia, proyecto de Dios, 3 de 4, Construyendo autoridad

[Retiro parroquial en Christ the King, Des Moines, Iowa, EEUU. Septiembre de 2014.] Tema 3 de 4: Construyendo autoridad El mito de la igualdad * No obtiene lo mejor de cada uno (imagen del barco) * No es realista (imagen del profesor o del médico) * Impone cargas insostenibles sobre la mayoría por “no discriminar” y por “no ofender” * Está basado en una mentira o prejuicio: que todo poder… Leer más »La familia, proyecto de Dios, 3 de 4, Construyendo autoridad

Qué es ser cristiano, 12 de 16, Fuentes de la autoridad en la Iglesia

[Serie de catequesis para las Monjas Dominicas del Monasterio de la Madre de Dios, en Baeron, Jenchen, Corea del Sur. Cada predicación fue traducida del español al coreano frase por frase, lo cual da un ritmo diferente a esta serie.] Tema 12 de 16: Fuentes de la autoridad en la Iglesia * El nacimiento de la Iglesia, según se ha explicado, viene de la predicación, y por eso los primeros… Leer más »Qué es ser cristiano, 12 de 16, Fuentes de la autoridad en la Iglesia