LA GRACIA del Lunes 6 de Agosto de 2018

FIESTA DE LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

El milagro de la Transfiguración del Señor no quedó solo para los apóstoles sino que en la montaña y en la oración Cristo sigue esperando por tí y por mí.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA en redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios. Tu donación hace fuerte la evangelización católica. ¡Dona ahora!]

Play
Play

LA GRACIA del Domingo 19 de Noviembre de 2017

DOMINGO XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO, CICLO A

La vida parece abundante pero, en realidad, no importa lo larga que sea, las alegrías que lleguen, los triunfos, los éxitos, al final vas a descubrir que era corta, y sólo preparación para la vida verdadera.

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Play

LA GRACIA del Domingo 7 de Febrero de 2016

DOMINGO V DEL TIEMPO ORDINARIO, CICLO C

Solo al conocer a Jesús y permitir que nos hable es posible aceptarlo y seguirlo, y al seguirlo experimentamos el Reino de Dios en nuestra vida.

Play

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este archivo de audio en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Formados en la Fe, 2 de 6, La fe como encuentro

[Jornada de Evangelización en Chajarí, Provincia de Entre Ríos, Argentina, en Julio de 2013.]

Tema 2 de 6: Un encuentro de fe.

* En el Año de la Fe, promulgado por el Papa Benedicto XVI, somos invitados no sólo a recobrar los contenidos de la fe (dimensión doctrinal) sino a recuperar la actitud fundamental de confianza (dimensión existencial). Por eso debemos preguntarnos qu+e nos separa de la experiencia viva en un Dios vivo. Cinco factores parecen jugar un papel notable:

(1) La vergüenza. La vemos desde el pecado original. Adán y Eva huyen de la mirada divina. La conciencia de culpa empuja a retirarse de la luz, que se antoja incómoda e intrusa.

(2) Las diversas formas de idolatría. Caso del joven rico: entran en conflicto el Dios verdadero y el dios falso.

(3) El miedo. Ejemplo típico: la obsesión de Martín Lutero con el dios castigador, que parece sólo interesarse en encontrar

(4) El dios cómplice nos aleja del Dios verdadero. El Verdadero me conoce, sabe mi bien y por eso sabe cómo guiar y exigir hacia el bien.

(5) La falsa satisfación. Escribas, fariseos, saduceos, no fueron discípulos de Cristo: estaban demasiado seguros y satisfechos de sí mismos.

* Lo mejor, sin embargo, de encontrar estas causas de distancia es descubrir también que en su Divino Hijo, nuestro Padre Dios ha dado remedio a todos nuestros males.

Play
Play