Cristo es el SI de Dios