La Espiritualidad de las Bienaventuranzas

¿Cómo es esa paz que nadie nos podrá quitar? ¿Cómo es que Pablo sentía su espíritu libre aunque a él mismo lo encadenaran? Todo parte de una palabra que tiene su contexto en el Antiguo testamento: saber desengañarse de todo y fundarse en Dios, sin amargura, sin recriminaciones, sin fantasías, dejando reinar a Dios.

[Si estás leyendo esto en Facebook y deseas escuchar la predicación a la que aquí se hace referencia, haz click en “Publicación Original.”]

Play
Play