Sobre el mal y el malo

Elección, Combate, Victoria. Predicación con los Misioneros de Jesús, en NY. Tema 3 de 6: El mal y el Malo.

* El odio del demonio hacia la especie humana tiene origen no en lo que hacemos o tenemos sino en lo que somos. Nosotros, la raza humana, somos imagen y semejanza de Dios, y por eso somos y seremos detestables para quien ha rechazado a Dios como su Señor.

* De ahí que la primera victoria sobre el maligno es esta: proclamar a Dios como nuestro único Señor, y reconocer en Cristo a aquel que restaura el señorío de Dios en el alma.

Play
Play

Sabernos elegidos en Cristo, 2a. parte

Elección, Combate, Victoria. Predicación con los Misioneros de Jesús, en NY. Tema 2 de 6: Sabernos elegidos en Cristo, 2a. parte

* Cristo asegura que son muchos los llamados y pocos los escogidos o elegidos (Mateo 22,14). ¿Quiénes son los “llamados”? Se sienten atraídos por Cristo todos los que tienen necesidad de algo, y esos son muchos. Pero a menudo se busca a Cristo para “sacar” algo de él y seguir uno con su vida como a uno le gusta llevarla.

* En cambio, los “elegidos” son aquellos que reconocen el plan de Dios en su vida; son los que entregan el timón a Cristo como capitán. Estos saben que tienen una tarea por delante y se sienten felices de llevarla a cabo.

* Hemos sido elegidos en medio de un mundo que con facilidad da la espalda Dios. El cristiano católico sabe que todos los días encontrará esa oposición y resistencia, y todos los días verá las heridas fruto de esa rebeldía contra Dios. Por eso entiende que su misión no acaba, y que su papel es irreemplazable.

Play
Play

Sabernos elegidos en Cristo, 1a. parte

Elección, Combate, Victoria. Predicación con los Misioneros de Jesús, en NY. Tema 1 de 6: Sabernos elegidos en Cristo, 1a. parte

* Cuando una persona no se sabe “elegida y amada,” siente que su vida carece de un plan. Le quedan dos posibilidades: vivir a lo que salga, colgándose del momento presente y escapándose al placer fugaz, o definir un ídolo en su mente y tratar de encontrar significado en el esfuerzo por alimentar ese ídolo. En ambos casos el desenlace es una espiral de vacío y de absurdo.

* Los antiguos reyes de Israel y de Judá eran ungidos con aceite y perfumes exclusivos del rey. Los “mesías” (en griego: los “xristoi,” los “ungidos”) tenían la alta misión de ser presencia del Dios providente y victorioso en medio del pueblo. Nuestro Jesús es el “Cristo de Dios.” Ha sido elegido y ungido para una misión: dar la Buena Nueva a los pobres. Nuestro Cristo ha recibido el Espíritu para bautizarnos en el Espíritu.

Play
Play

Leer la vida de otro modo

Escuela de Vida Interior, Tema 11: ¿Por qué es fundamental el conocimiento de uno mismo, cuando se habla de verdadera vida espiritual?

La vida “interior” es siempre, para el cristiano, vida en el Espíritu. La puerta es la conversión, que requiere luz y fuego de arrepentimiento. Sólo llega uno a dolerse del pecado cuando recapacita, lo cual requiere leerse de otro modo, comparando lo que uno es y lo que podría ser, lo que debería ser, lo que en el fondo uno mismo quisiera ser. Y todos esos verbos implican conocerse desde la nueva luz que da el Evangelio.

* * *

Este tema pertenece al Capítulo 02 de la Escuela de Vida Interior; la serie completa de los diez temas de este Capítulo 02 está aquí:

is.gd/vida_interior_02

La serie de TODOS los temas de esta Escuela de Vida Interior está aquí:

is.gd/vidainterior

Play
Play