Lectura creyente de la Biblia, 08 de 10, Claves de lectura de lo extraordinario

[Curso ofrecido a las Dominicas de la Inmaculada Concepción, en el Perú, febrero de 2013.]

Tema 8 de 10: Claves de lectura de lo “extraordinario”.

* Nuestra época en la Iglesia presencia un gran contraste en cuanto a lo sobrenatural, del escepticismo más duro a la credulidad extrema. ¿Qué criterios son útiles?

(1) Pretender negar los milagros y hechos extraordinarios de la Biblia es un acto de fe cientificista que por supuesto es incompatible con la fe en Dios. Pero la incompatibilidad no la da la ciencia sino el cientificismo.

(2) En cuanto a la negación parcial, es decir, a la tendencia de explicar los milagros como coincidencias, casos de estadística, efectos de sugestión o interpretaciones acomodadas, uno ve que ese método terminará por negar la divinidad de Cristo, su concepción virginal y sobre todo, su resurrección. Es decir: la negación parcial pronto se vuelve negación total.

(3) Se da también el caso opuesto: hay gente que quiere sobrenaturalizarlo todo y ver “espíritus” por todas partes. Esa visión, cercana a la superstición y el animismo, no es tampoco expresión de nuestra fe.

(4) La Iglesia es mesurada con este tema. Sabe que al soberanía de Dios sobre TODA la creación implica que en principio el milagro es posible; pero es posible no como parche o remiendo en una creación imperfecta, sino como señal que hace avanzar en la dirección de su Reino, y de su ser propio.

* En cuanto a mensajes y revelaciones, baste recordar que nuestra Iglesia se expresó bien sobre ello en Dei Verbum: al acción de Dios no suprime la acción humana, y todo intento de presentar las revelaciones privadas como puros dictados implica alejarse de nuestra doctrina propia.

Play
Play

Lectura creyente de la Biblia, 07 de 10, Claves de lectura del Antiguo Testamento

[Curso ofrecido a las Dominicas de la Inmaculada Concepción, en el Perú, febrero de 2013.]

Tema 7 de 10: Claves de lectura del Antiguo Testamento.

* Poco conocido y menos valorado, el Antiguo Testamento permanece como una especie de libro “sellado” para muchísimos católicos. Siendo como es un libro de familia, es injusto ese trato. Al respecto, ayuda tener en cuenta:

(1) Tómese como primera referencia, al leer un pasaje, en qué periodo se encuadra la acción. Esto implica tener presente un esquema básico de la historia que va desde Abraham hasta la época de los Macabeos, por lo menos.

(2) Recuérdese a menudo el principio ya mencionado de la revelación progresiva, que es especialmente necesario para dar un contexto a muchas escenas fuertes de esta parte de la Biblia.

(3) Nos enseña la Constitución Dei Verbum que el AT tiene un valor “permanente.” En efecto, mientras haya en nosotros áreas que no hayan sido plenamente tomadas por Cristo, nos hacen bien las señales que apunten a Cristo y mantengan viva en nosotros la certeza de cuánto le necesitamos.

Play
Play

Lectura creyente de la Biblia, 06 de 10, las grandes lecciones de la Biblia

[Curso ofrecido a las Dominicas de la Inmaculada Concepción, en el Perú, febrero de 2013.]

Tema 6 de 10: Las grandes lecciones de la Biblia.

* ¿Qué mensaje puede comunicarse con un lenguaje intersubjetivo de carácter fundamentalmente testimonial? Tratándose del pueblo de Dios, podemos recoger algunas enseñanzas fundamentales:

(1) El conocimiento de SÍ MISMO: no sirve echar la culpa a otros. Ni el cinismo ni la desesperación son verdaderas puertas.

(2) La realidad del PECADO: la vida no sólo tiene desafíos o problemas. existe maldad en el corazón humano, y hay que identificarla y quitarla.

(3) La vaciedad de los ídolos: no sólo de los OBJETOS idolátricos, sino de todo aquello en lo que uno pone su confianza, si no es el Dios verdadero.

(4) La necesidad de la GRACIA: en último término dependemos de Dios tanto o más de lo que dependemos para ser creados y sostenidos en el ser.

(5) ¡La verdad misma de DIOS!

Play
Play

Lectura creyente de la Biblia, 05 de 10, lenguaje progresivo y acumulativo

[Curso ofrecido a las Dominicas de la Inmaculada Concepción, en el Perú, febrero de 2013.]

Tema 5 de 10: Lenguaje progresivo y acumulativo.

* Si Dios “hace camino” con su pueblo, es de esperar que la revelación que hace de sí mismo a su pueblo sea también progresiva. Entre otras cosas, esto implica que no debemos esperar los mismos estándares morales a lo largo de toda la Escritura.

* Hay que notar que las condiciones de vida de la Humanidad en aquellos tiempos antiquísimos plagados de agresividad e ignorancia debían propiciar comportamientos que hoy nos resultan repulsivos. La simple ley de la defensa propia y de la defensa de la familia implica, en ese contexto, acciones brutales y drásticas de eliminación de los enemigos.

* Podemos imaginar a aquellos pueblos como gente que viviera en cavernas muy hondas en las que la voz diáfana de Dios se recibe de manera tortuosa y llena de ruido. es Dios quien habla pero su lenguaje, sobre todo en el punto de partida del pueblo elegido, resulta apenas reconocible ante las medidas duras que la rudeza de la vida impone.

* A medida que se avanza en la historia de la salvación las cosas cambian, y las exigencias morales responden mejor al deber ser que a la crudeza de los hechos establecidos. La plenitud se alcanza en Jesucristo.

* Ese progreso en la revelación no es solamente llegada de nueva información sino relectura de lo que anteriormente se ha vivido, meditado y celebrado. La verdad es que ese saber acumulado y digerido es el que abre puertas a una revelación más plena, que tiene su culmen en la Encarnación y la Pascua del Señor.

Play
Play