mayo 2020

¡Hijos de Dios!

Al traerte a la Iglesia, el Señor ha puesto en tu alma un sello indeleble, por medio del Bautismo: eres hijo de Dios. -No lo olvides. Dale muchas gracias a Jesús, porque por El, con El y en El, tú te puedes llamar hijo de Dios. Si nos sentimos hijos predilectos de nuestro Padre de los Cielos, ¡que eso somos!, ¿cómo no vamos a estar alegres siempre? -Piénsalo. Más pensamientos… Leer más »¡Hijos de Dios!

Nueva normalidad

Con gran respeto a todas las opiniones, debo decir con franqueza que no pertenezco al grupo de los que creen que todo lo del COVID-19 es una especie de conspiración global para lograr o acelerar los fines del Nuevo Orden Mundial. Lo que en cambio sí creo es que, en el mundo en que estamos, abundan los pecados de codicia, ambición, egoísmo y prepotencia–así como, por otra parte, también hay… Leer más »Nueva normalidad