La santidad como programa de vida

El examen de conciencia responde a una necesidad de amor, de sensibilidad. No esperes a la vejez para ser santo: ¡sería una gran equivocación! -Comienza ahora, seriamente, gozosamente, alegremente, a través de tus obligaciones, de tu trabajo, de la vida cotidiana. Ruega al Señor que te conceda toda la sensibilidad necesaria para darte cuenta de […]