Orar como quien respira

Al emprender cada jornada para trabajar junto a Cristo, y atender a tantas almas que le buscan, convéncete de que no hay más que un camino: acudir al Señor. -¡Solamente en la oración, y con la oración, aprendemos a servir a los demás! La oración -recuérdalo- no consiste en hacer discursos bonitos, frases grandilocuentes o […]