enero 6, 2019

Él nació para que tú renacieras

Pásmate ante la magnanimidad de Dios: se ha hecho Hombre para redimirnos, para que tú y yo… le tratemos con confianza. Acercarse un poco más a Dios quiere decir estar dispuesto a una nueva conversión, a una nueva rectificación, a escuchar atentamente sus inspiraciones -los santos deseos que hace brotar en nuestras almas-, y a ponerlos por obra. Más pensamientos de San Josemaría.