Un Dios bueno pero no manipulable

La Palabra de Dios nos exhorta con fuerza particular en estas lecturas para que seamos fieles; no se nos olvide ser siempre discípulos; y entendamos que cualquier mediación humana solamente debe lhacernos levantar la mirada hacia Dios, fuente de todo poder, bondad y sabiduría.

Play