¡Ya no más excusas!

El Evangelio nos invita a reflexionar sobre la capacidad racional humana para crear excusas pero también sobre la capacidad del Espíritu de Dios para llevarnos a través de la verdadera compasión a superar todas nuestras excusas.

Play