El pago de la soberbia

Fatuos y soberbios se demuestran todos aquéllos que abusan de su situación de privilegio -dada por el dinero, por el linaje, por el grado, por el cargo, por la inteligencia…-, para humillar a los menos afortunados.

La soberbia, antes o después, acaba por humillar.

Más pensamientos de San Josemaría.