LECTIO 20170131

LECTURA ESPIRITUAL.

#LectioFrayNelson para la Memoria de San Juan Bosco, presbítero

[REPRODUCCIÓN PERMITIDA – Ayúdanos a divulgar este camino de oración en las redes sociales, blogs, emisoras de radio, y otros medios.]

Koinonía / Comunión [La Comunidad en los Hechos, 8 de 20]

“Acudian asiduamente… a la comunión” Esa expresión, comunión, no alude de modo directo a la Eucaristía, llamada entonces la “fracción del pan.” ¿A qué alude entonces?

La mejor manera de entenderlo es tomar conciencia de la ruptura de lenguaje que hay entre el Evangelio y los valores que el mundo idolatra. La oposición y resistencia es parte propia de la misión del cristiano. ¿En dónde entonces recupera su fuerza, su alegría, su paz? ¿En dónde descansa su alma mientras sigue siendo un peregrino en tierra extraña, que es esta vida?

Es ahí donde tiene su lugar irreemplazable la “comunión.” Junto a sus hermanos, oyendo sus testimonios, afianzando el lenguaje del Evangelio, recupera su raíz y la frescura de su fe, que luego le sostendrá en su combate espiritual mientras le anticipa la dulzura del Cielo.

Play

Rasgos de la primera comunidad cristiana [La Comunidad en los Hechos, 7 de 20]

Ante todo, se trata de una comunidad de bautizados. ¿Por qué el bautismo es importante? Para entenderlo conviene recordar el ministerio de Juan Bautista: el lugar escogido para bautizar conecta con las preguntas de Josué al pueblo antes de entrar a la Tierra Prometida. En aquella ocasión las aguas se abrieron. Por eso, al bautizarse en tiempos del Bautista, los penitentes se sumergían en las aguas, como diciendo con ese acto: “Muerte es lo que merezco.”

La comunidad de bautizados es entonces la comunidad que tiene conciencia de qué merece, visto desde su propia humanidad, pero que al levantarse de las aguas, en el Nombre de Cristo, se hace partícipe de la fuerza de su Resurrección.

Hechos 2 nos dice que el pueblo de bautizados era asiduo a la enseñanza de los apóstoles. ¿Para qué, si ya habían creído en Cristo? Para que la Palabra crezca en nosotros. Para que Cristo reine en todas las áreas de nuestra vida.

Play