LA GRACIA del Sábado 14 de Septiembre de 2013

Frutos buenos y sobre todo, que perduren: criterio básico del discernimiento cristiano.