septiembre 7, 2013

Querido hermano sacerdote, oremos juntos

Muchos tenemos ya muy claro que sin una verdadera vida de oración nuestro ministerio sacerdotal va perdiendo fuerza, dirección y brillo. El descuido habitual de nuestra unión con Cristo nos hace mucho daño a los sacerdotes porque en nosotros se cumple de manera particular lo que dijo el mismo Cristo: “Sin mí no podéis hacer nada” (Juan 15,5). Gracias a Dios hay variadas propuestas para fortalecer y enriquecer nuestra vida… Leer más »Querido hermano sacerdote, oremos juntos