ESCUCHA, la vida cristiana en cuatro pasos

Los preceptos trascendentales enunciados por Lonergan ayudan a leer este Evangelio: sé atento, sé inteligente, sé razonable, sé responsable.