LA GRACIA del Jueves 29 de Noviembre de 2012

Babilonia es, para el pueblo judío, la síntesis del pecado, en el acto mismo mismo de volverse tejido pegajoso que asfixia y envenena.