LA GRACIA del Domingo 25 de Marzo de 2012

QUINTO DOMINGO DE CUARESMA

El corazón que se deja fascinar por el mal ha de ser renovado radicalmente por el poder de amor que brilla en el sacrificio de Cristo.