Apocalipsis 05 de 12: Mensajes a las Iglesias, 1a. parte

Apocalipsis: Un Canto de Esperanza

Tema 5: Mensajes a las Iglesias, 1a. parte

Transcripción

Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación. Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación.

Audio original

Play

Resumen

* La visión inaugural del Apocalipsis presenta a Cristo como próximo a los siete candeleros, que representan, con imagen elocuente, lo que es y debe ser la Iglesia. Los mensajes de los capítulos 2 y 3 van dirigidos a los “ángeles” de esas iglesias, término que puede aludir a creaturas espirituales pero que más probablemente se refiere a los responsables de esas iglesias (hoy diríamos, sus obispos), o a profetas que tenían un encargo más o menos estable dentro de las respectivas comunidades. Al respecto, hay respaldo en la predicación de san Pablo: Efesios 2,20; 4,11-12; y véase también Hechos 13,1.

* Los mensajes a las iglesias tienen una estructura común: saludo, diagnóstico, promesa si se da conversión y perseverancia. Cristo, en esos mensajes, es el que “conoce” la realidad de las iglesias, y por lo mismo tiene autoridad inmediata para ordenar y disponer lo pertinente a cada una.

* En Éfeso se elogia la fidelidad pero se critica la pérdida del “amor primero.” Tratándose de una comunidad de cristianos de segunda o tercera generación, cronológicamente hablando, es posible que la alusión va no solamente a una recuperación de fervor sino a un volverse a la predicación y el testimonio apostólico que recibieron los primeros convertidos de esa comunidad.

* Otro peligro son los nicolaítas, de los que muy poco conocemos. Pero aprovechando el hecho conocido de las influencias gnósticas o pre-gnósticas en toda esa área conviene aclarar algo sobre las pretensiones de la gnosis.

* La gnosis trabaja con la metáfora de una montaña, en cuya cima estaría el conocimiento de las “leyes de la vida” (o “del cosmos”) que deberían servir para saber vivir, y para ser más espiritual, y para ascender en el ser.

* Las primera consecuencia de este enfoque gnóstico es que las religiones y filosofías no importan, pues todas son equivalentes. Cristo, como tal, tampoco importa, pues sería simplemente un mensajero, un iluminado entre muchos otros. Su carne, su sacrificio y su cruz no tendrían importancia real sino apenas como símbolos. La gnosis, pues, es un ataque sutil a la fe porque destruye el mensaje cristiano, no negándolo, sino vaciando de sentido sus palabras.

ATENCIÓN: Escucha el retiro completo, o baja las notas de los doce temas, en PDF.

Play

Apocalipsis 04 de 12: Primera entrada de Cristo

Apocalipsis: Un Canto de Esperanza

Tema 4: Primera entrada de Jesucristo

Transcripción

Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación. Haz click aquí para agregar, leer o editar la transcripción de esta predicación.

Audio original

Play

Resumen

* Las siete comunidades: son como el conjunto de la presencia cristiana en “Asia Menor” (actual Turquía). Las cartas se presentan como mensaje de Cristo que, aunque glorioso, no se desentiende de la suerte de los cristianos. Los destinatarios son cristianos de segunda o tercera generación.

* ¿Por qué no se menciona a Juan, que debía estar en Éfeso? Una hipótesis es que el autor del Apocalipsis es discípulo de Juan y usa su mismo nombre en sentido honorario, como expresión de fidelidad a su pensamiento. La principal credencial de este autor es que ha padecido por causa de Cristo y del Evangelio.

* Cristo es nombrado como “el que era, el que es y el que ha de venir.” No se trata sólo de permanencia o duración. Aquel “que ha de venir” es el que trae un tiempo nuevo, un kairós. Cristo no está esperando un tiempo sino que él trae el tiempo nuevo.

* Los “siete espíritus” alude probablemente a la plenitud (de ahí el número siete) del Espíritu que ungió al Mesías, y que tiene siete dones (véase Isaías 11). La descripción que se hace del Mesías en esta introducción recoge muchas de las principales imágenes del Antiguo Testamento

* Cristo es también “el Primero” (Alfa), es decir, con él comienza todo; y es “el Último” (Omega), no en el sentido de tener menor importancia, sino de ser definitivo: después de él nadie puede decir o cambiar nada.

* El mensaje se recibe en éxtasis. Para la profecía no es indispensable un estado de conciencia alterado pero tampoco es imposible que suceda así. En la apocalíptica, en cambio, tal enajenación, lo mismo que el lenguaje críptico, son bastante característicos, pero ello no elimina los límites de la cultura y de los recursos humanos del hagiógrafo. Así lo asegura la Constitución Dei Verbum al llamarlos “verdaderos autores.” El éxtasis no es huida de la realidad sino sumergirse en lo más profundo y mistérico de la realidad.

ATENCIÓN: Escucha el retiro completo, o baja las notas de los doce temas, en PDF.

Play

Blog Catolico: Miel y Langostas

Blog de Mauricio Shara, comunicador católico, formador bíblico en el Instituto Superior Marista (ISMA) desde el 2009 presentando seminarios bíblicos trimestrales, miembro asesor de la Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires, director de Prensa Cristiana Digital, cofundador de la Comunidad “San Juan Bautista” de espiritualidad bíblica y litúrgica.

miel y langostas

Click!