La verdad y lo verdadero son tarea y camino de todos

Encuentro con la fraternidad laical dominicana en Baena, España.

* El pecado, viscoso y repulsivo como es, no tendría poder si no fuera por las alas y patas que le da la mentira. Luchar contra la mentira y sacar a luz la verdad es, entonces, recurso principal para vencer al pecado.

* Areas de la sociedad donde se ha instalado escandalosamente la mentira son los intentos, a veces exitosos, por desgracia, de legalizar lo inmoral, como es el caso del aborto, presentado como un “derecho” de la mujer, o el consumo de la mariguana, presentada como una actividad “recreativa.”

* Lo cierto es que quienes redefinen las palabras y les inyectan un nuevo significado, se adueñan de ellas; junto con ellas, quieren apoderarse de nuestra mente.

* Quienes buscan la verdad han de vencer tres obstáculos principales: (1) La propia pereza o mediocridad; (2) La confusión reinante, que quiere que pensemos que todo da lo mismo; (3) Una falsa tolerancia, que presenta como “respeto” declarar igualmente válidas y respetables todas las opiniones.

* La fidelidad a nuestra vocación reclama luchar contra esos obstáculos y servir el Evangelio en el lugar de la sociedad en que nos encontremos.