mayo 2011

Transparencia y confianza

En momentos de dificultad nada sostiene tanto como saber que es Dios quien nos ha conducido y seguirá guiando. Tal certeza requiere, sin embargo, el deseo previo y consistente de seguir sus caminos y buscar su voluntad.