He visto un milagro con mis propios ojos

En el reciente Congreso Mariano en Ocaña, en el que tuve ocasión de participar sucedieron muchas cosas, incluido un milagro que vi con mis propios ojos. Esta es la historia. Celebrábamos la misa en el santuario de la Virgen de Torcoroma, que queda metido en la montaña. La misa era campal y yo estaba en […]