Sacrificio, perseverancia y cielo

El mensaje de la Carta a los Hebreos: el valor permanente de la sangre de Cristo; la necesidad de la constancia en la vida cristiana; y el Cielo como horizonte permanente de nuestro peregrinar y nuestro esfuerzo.