Espada que distingue entre alma y espiritu

La Palabra es espada afilada que distingue lo que es el hombre “psichikós,” que razona desde sí, y el hombre “pneumatikós,” que busca el querer divino.